jueves, 17 de agosto de 2006
Avance Informativo
Mis pequeños y pequeñas

sólo quería dejaros una breve (espero) y escueta constancia de que sigo viva y casada. De modo que aún no he muerto a manos de un tarado ni nada por el estilo

Por fin llegó el viernes 11 y cambié la incesante lluvia muniquesa por el agobiante calor madrileño y la sonrisa de Maldon en LLEGADAS de la Terminal 1 de Barajas. Nervios de rigor, él hizo que todo resultara mucho más sencillo y aún se lo estoy agradeciendo, porque la verdad es que no me resultaba nada fácil lanzarme a los brazos de un desconocido ... menos mal que me lazó él :)

Me llevó en su carroza a cenar a un curioso y mágino local argentino, donde se cantaron y se bailaron tangos .... nosotros también nos invadimos de la magia porteña, después de aquella cerveza argentina, el bife de 500 gr. y las panquecas con dulce de leche ... así que acabamos entonando "Volver" y "Caminito" ....caminito al hogar. Cantamos de camino, y bailamos en la intimidad. En la macroterraza de lo que a partir de ese momento se convirtió en el hogar conyugal, tras una breve pero intensísima ceremonia bajo la lluvia de estrellas del mes de agosto ... Si, cambiamos el vals por el tango ... pero ya sabéis lo que tiene el tango: que hay que bailarlo muy pero que muy juntitos ... :)

... Y hasta aquí puedo leer. Sólo añadiré que desde entonces vivimos en armonia conyugal, con el bástago (el perro) y que mi señor marido salió esta mañana con el sol a levantar el país y traer el sustento a casa y yo me quedé en la camita ... y no me importa nada nada nada hacer de Señora de la Casa por un par de días (sobre todo teniendo en cuenta que no me deja fregar un plato o acercarme siquiera a la cocina) :)

Ah! Una última cosa: los 30 cm han sido perfectamente salvados ... sin problemas ! ;)
 
posted by Rita Peich at 8/17/2006 11:48:00 a. m. | Permalink | 11 comments