domingo, 14 de junio de 2009
Personal Matters
El I+D aplicado a los esfínteres ... esto acaba con el dilema que nos ha quitado tantas horas de suenyo sobre si es mejor plegar el papel higiénico o hacer la famosa 'pelotilla'

 
posted by Rita Peich at 6/14/2009 12:35:00 p. m. | Permalink | 3 comments
sábado, 6 de junio de 2009
Perdiendo hasta la fe civil
Abro esta mañana el períodico y leo estupefacta: “La actriz y periodista Cayetana Guillén Cuervo y su marido, Omar Ayyashi, bautizaron ayer "por lo civil" a su hijo Leo, de tres años. En el cuarto aniversario de su boda, se rodearon de amigos y familia. Un centenar de invitados acompañaron al niño en la Casa de la Panadería, de la Plaza Mayor de Madrid. Es el primer bautizo civil de Madrid capital, según el edil socialista Pedro Zerolo, que ofició la ceremonia. El concejal leyó los Derechos del Niño recogidos en la Convención Internacional de la Infancia y declaró al pequeño "ciudadano de Madrid".” … vamos, que no salgo de mi asombro.

Qué significa “bautismo civil”? He tirado una vez más de la amiga Wikipedia pero no he encontrado nada. No me queda, por tanto, más remedio que tirar de la imaginación y de esa intuición – femenina o no – que tantas y tantas veces me ha jugado malas pasadas. Y me pongo a analizar …

1 . Es acaso el bautismo civil, además de una moda pasajera (espero, al menos), una respuesta o analogía a las bodas civiles? Es por algo especial o son simplemente ganas de tocar las narices y/o pelotas?
2. Es que ahora vamos a ponernos a trasladar al plano civil todos y cada uno de los sacramentos católicos? Espera que haga memoria (aviso: mis conocimientos religiosos nunca ha llevado si acaso al calificativo de ‘escasos’). Dice la Wiki que los Sacramentos —en la teología de la Iglesia católica— son signos sensibles y eficaces de la gracia invisible de Dios a través de los cuales se otorga la vida divina, es decir, ofrecen al creyente el ser hijos adoptivos de Dios. Si esto ahora lo tenemos que trasladar al plano civil, qué narices es un Sacramento Civil? Un ‘signo sensible y eficaz de la gracia invisible del alcalde (en este caso, Sr. Ruiz Gallardón o, llevado a las alturas, el Altísimo ZP) a través del cual se otorga la vida administrativa, es decir, que ofrece al ciudadano el ser hijo adoptivo del Presidente’??? Pues mire usted, gracias, pero como que no.

3. Qué pasa si un niño muere antes de ser bautizado civilmente? No tiene derechos como ninyo? Va directamente al infierno cívico? Dónde está? En algún barrio marginado de esos en los que no se atreve aentrar ni la policía.
4. Si en este ceremonia al crío/a se le hace partícipe de los “derechos del niño”, significa que estos no se adquieren si no estás bautizado civilmente?

5. Si las aguas de Bautismo “buenas, buenas” (al menos las que utilizan todos los pijos) las traen del Río Jordán, de dónde traen las de los bautizos civil que se celebran en Madrid? Del Manzanares?

6. Qué papel juegan los “padrinos” en un bautizo civil? Regalarle medallitas de la Virgen al crío? Nooo, que es una cosa laica … a quién mandan grabar en la medallita? A Esperanza Aguirre? Ufff, qué blasfemia!
7. Siguiendo la tanda de los Sacramentos Católicos que aún quedan por “civilizar”, cuál pensamos que será el próximo? La Eucaristía Civil? Se nos va a obligar a los “civiles” a ir regularmente a un pleno del ayuntamiento para equipararlo a las misas católicas? … y así, hasta llegar a la “unción de enfermos”. Aquí es cuando se me quitan las ganas de seguir desarrollando el tema.
En fin, que por una vez, y sin que sirva de referencia, estoy de acuerdo con Mariano Naniano, que lo tacha de “ridículo interplanetario”. No sé si interplanetario, pero seguro que esto saldrá en más de un periódico extranjero. Por lo visto, se trata del primer acogimiento civil de la capital, mal llamado "bautismo civil" y cuyo nombre administrativo es "ceremonia civil de otorgamiento de carta de ciudadanía", cuyo fin es dar la bienvenida ciudadana al recién nacido (en palabras de Zerolo). Pensaba que esa bienvenida ya te la daban en el hospital y posteriormente con la inscripción en el registro civil. Pero, por lo visto, esto ya no es suficiente y se están planteando crear un nuevo registro de acogimiento para todas las personas que pasen por ese “bautismo civil”…. Como si en este país lo que nos sobraran fueran recursos en las administraciones públicas que se pasen el día, además de echando un café y un cigarrito, echando las aguas bautismales (sin gas y sin connotaciones religiosas) sobre las cabecitas de los futuros contribuyentes. Imagino que en ese momento, en lugar de recibirte en la Iglesia con el nombre de “Fulanito de Tal y de Todos los Santos”, el funcionario laico de turno te asignará un NIF por lo menos.

Creo que he perdido la fe. No solo en la Iglesia, sino en los Estamentos.
 
posted by Rita Peich at 6/06/2009 06:10:00 p. m. | Permalink | 4 comments
sábado, 24 de enero de 2009
El deporte es muy peligroso
Salía del gimnasio, mayormente cansada, pero significativamente relajada, contenta de haber arrastrado mi cuerpo maltrecho hasta allí un par de horas antes y a pesar de mi horrible dolor de espalda y de estómago.

Completamente simple y casi inerte, con mi gorro hortera, mi bolso de mercadillo, mi mochila al hombro, mi iPod ... en fin, una curiosa y estrambótica mezcla de estéticas y un estado físicoemocional bastante neutro, aún con la crema sin terminar de absorver por la piel y el pelo ligeramente húmedo. Agradecí el frescor del ambiente y que, aún así, no era frío como cabría esperar de una noche de Enero en estas latitudes del planeta.
De repente, al abrir la puerta y salir a la calle, me encontré en mitad del pasillo formado por varios edicios de oficina, concrétamente tres, de frío cristal y aún más gélido metal, con un suelo empedrado y un cielo techado de nubes soltando copitos de fría nieve que caían despacio pero continuadamente. Habré pasado miles de veces por allí, pero me sorprendió como nunca me había hecho.
La música en el mp3 intensivaba la situación. No quiero decir con ello que la famosa manzanita y su sobrevalorada calidad de sonido fuera el responsable de aquella extranya escena, pero lo cierto es que esa canción sosegada y clara producto de la reproducción aleatoria de más de 300 temas era lo único que irrumpía en el silencio tan absoluto de la escena (o al menos a mí así me lo parecía, ya que tapaba el eco de los coches que inundan la carretera que hay a escasos 100 m) y parecía que el tema había sido escrupulosamente elegido para la ocasión.

Comencé a andar, despacio, hasta que después de unos metros tuve que pararme y mirar a mi alrededor, en redondo, intentando descubrir porqué aquello me resultaba, sin serlo, tan nuevo y tan asombrosamente familiar a la vez. Estuve durante unos segundos parada, como congelada en el tiempo, buscando qué era aquello tan evidente. Me sentía, si no necesariamente el protagonista, sí dentro del escenario de una película. De hecho, de varias películas. Pero cuál?
En la primera en la que pensé fué en Blade Runner (mítica película para muchos, pero que nunca me conquistó, al menos en los trozos en los que conseguí quedarme despierta). La estética de aquellas torres de oficinas, el pasillo que se forma entre ellos, el metal, la noche ... me recordaban a las escenas de Japón desde el tren que atraviesa la ciudad.
El silencio, la ausencia de movimiento en un sitio tan bullicioso en otros momentos (de día, en horario de oficina) me hicieron recordar la escena inicial de "Abre los ojos", con aquella fantástica imagen de la Gran Vía madrilenya como en un único fotograma. La perspectiva era muy parecida, si pasamos por alto el ángulo vertical picado del plano de la peli que no podía emular dado mi limitado 1,65m de altura. Pero no, aquella tampoco era.
Seguía prácticamente estática. Sólo saqué mi teléfono para hacer un vídeo de la situación tan extranya, en un giro lento de 360°. El suelo se había cubierto de polvo blanco en el que no había siquiera pisadas ya que probableme no pasaba un alma por allí en la última media hora. Era como la última escena de la primera parte de Bridget Jones, cuando ella sale corriendo a la calle, llevando tan sólo las bragas y zapatillas debajo del abrigo, bajo la nieve, detrás de él ... sólo que yo no perseguía a nadie y sí me había dado tiempo a ponerme los pantalones. Pero no, definitivamente aquella escena tampoco era lo que estaba buscando.
La nieve seguía cayendo despacio, asombrosa y artificialmente lenta, y me hacía pensar que quizás no cayera del cielo, sino desde unos canyones instalados en los techos de los edificios. Aquello fue la conexión definitiva a la película que estaba buscando. Bingo! Escena final de "Eduardo Manostijeras", cuando él sale haciendo estátuas de hielo, derramando las virutas sobre la ciudad en forma de nieve, y ella gira y gira en su jardín, casi bailando, debajo de esa nieve que él mandaba para dar a enterder que seguía vivo, allí arriba.
Y esta es la escena rocambolesca que una vive cuando sale del gimasio. Rocambolesca por los 10 min que me he pasado allí haciendo nada, sólo pbservando y dando vueltas con la cabeza hacia arriba y las palmas hacia el cielo. Aún así, ha sido una bonita escena. Sólo espero que nadie me haya visto y, menos aún, lo haya grabado.



Serán danyos colaterales de la pérdida de calorías y sales minerales. Ahora entiendo a la gente que dice que el deporte es una droga ... sí, pero alucinógena.

por cierto, por si a alguien le interesa, la canción es ésta:



... sé que no tiene mucha relación con la película (más bien tirando a ninguna) pero se oía fantásticamente bien. (escúchese a alto volúmen, bajo la nieve, en calidad "manzanita". Cierre los ojos, suba el volúmen, y DISFRUTE)
 
posted by Rita Peich at 1/24/2009 01:37:00 a. m. | Permalink | 4 comments
domingo, 9 de noviembre de 2008
Inopia D'Or, cuidad de vacaciones
Tengo un buen amigo que asegura que su padre vive en Los Cerros de Úbeda (también llamado "Ubeda Peaks", que es como más glamouroso), en una casa con vistas a un huerto de guindos, de donde nunca se ha caído.
También tengo una amiga que tiene su resideancia en un cortigo en pleno centro de los Mundos de Yuppie. Y el caso es que son cada vez más y más los que me doy cuenta que vivir en un universo completamente paralelo, y las conexiones entre sus mundos y el nuestro son simples hilos puntuales. No creo que la gente se mude a estos derroteros por ser paraísos fiscales, creo que más bien reside en la percepción de las cosas, o la falta de ellas.
A menudo me pregunto como puede haber gente tan distinta y con tan distintas vivencias, prioridades y expectativas de la misma realidad. Y muy probablemente sean ellos mucho más felices que los que reconocemos peligros o desventajas en la realidad que nos rodea o que está por llegar. Curiosamente, estas personas suelen ser más felices, o al menos eso es lo que a mí me parece.
Por eso, ahora que se habla tanto de los vuelos espaciales para turistas, ahora que parece que el mundo se nos ha quedado pequeño (aunque en mi lista de Top Ten Destinations hay muuuuchos más de 10), ahora que la globalización y los medios de transporte hacen factible lo imposible y aquello de "La vuelta al mundo en 80 días" se queda como alog irrisorio, creo que deberíamos abrir nuevas brechas en el sector turístico y proponer un nuevo catálogo de vacaciones. Como muestra, un botón y una cremallera





- Inopia City (es el pueblo de al lado de Ubeda-Hills) donde nadie se entera de nada y todo el mundo es mucho más feliz. Como Marina D'Or pero con más gusto, sin balnearios artificiales ni Anne Igatiburu. Viajes organizados con pensión completa en un hotel tan alto que uno por fin experimenta aquello de "estar en las nubes". Por fín podrá contestar a todas las preguntas de los anuncios de compresas, tipo "a qué huelen las cosas que no huelen" y gilipolleces similares. Eso sí, es necesario no tener vértigo ni miedo a las alturas, ya que la vuelta a la realidad, el domingo a eso de la media tarde, y en función de la meteorología, se realizará mediante "caída libre", siendo la ostia proporcional al nivel de felicidad indicado en la reserva de su estancia de relax de fin de semana.

- Excursión de fin de semana en la Acera de En Frente. Si usted siempre ha querido experimentar qué sienten siendo gay/lesbiana pero no se ha atrevido a dar el paso, hágase una escapadita sin compromiso para disfrutar de un par de días de relax y gusto al cuerpo en una bucólica casa rural de dos plantas en la Plaza Mayor de un mundo de color y fantasía, con un corral lleno de animales con mucha pluma y, como todo pueblo que se precie, con un hermoso pilón donde bajarse cuando sea menester. Un fin de semana de leather y camisas de leñador, disfrutando de gastronomía de la tierra a base de carne o pescado, según el gusto del consumidor, a ritmo de Camilo Sexto y Monica Naranjo.

Pues nada, después de estos desvaríos, creo que de momento yo me voy a montarme en el tren, Linea Morfeo Express, en un viaje que me llevará al Séptimo Sueño. A ver si me encuentro por allí con Darek o algún chulazo de la misma promoción que me dé un poco de tormento del bueno. Si alguien tiene más ideas para mi catálogo de vacaciones alternativas, que lo deje en un comment, se recompensará!

Os dejo una obsesión de los últimos días, una canción de esas que me comen por dntro y por fuera durante mucho tiempo. Me enamoré de ella desde que el otro día la canté en un karaoke casero. Pa que después digais que no os regalo




 
posted by Rita Peich at 11/09/2008 10:23:00 p. m. | Permalink | 5 comments
viernes, 31 de octubre de 2008
Mira que está lejos Japón ...
... que hay que viajar en avión. Y está más allá de China, que es lo mismo pero más grande y comen más arroz.

Qué buena la canción y qué grandes los Chanclas! lástima que no se haya vuelto a oir de ellos. Menos mal que de momento nos quedan losMojinos


video
 
posted by Rita Peich at 10/31/2008 11:40:00 p. m. | Permalink | 3 comments
domingo, 26 de octubre de 2008
Japon is different (I)
Vaaaale, Vaaaale, ya sé que ya me vale y que hace mogollón de tiempo que no actualizo, pero después de las dos semanitas en Japón me ha hecho falta un tiempo de desconexión de las vacaciones (eso, gracias al piiiiiii de mi jefe y mis compañeros, sucedió a la media hora de entrar por la puerta de la oficina) y de vuelta a la rutina. Además, enfermedades y afecciones varias, aderezados con un toque de jet-lag, me han costado un poco de tiempo. Pero por fin estoy de vuelta y, espero, al pié del cañón.

Lo cierto es que me gusta tanto la ciudad en la que vivo que la vuelta no se hace tan dura (además tuve la suerte de volver a Munich en un día muy soleado, en el que el paseíto en bici al trabajo rodeado de hojas cayéndose de los árboles hacía que el retorno a "occidente" fuera hasta una delicia). Pero aún así, con gusto me hubiera quedado una semanita más disfrutando de Japón y, sobre todo, de lo curiosos que son los japoneses

Muchos han sido los que me han preguntado por las anécdotas del viaje (que han sido muchos) y los intríngulis de tan exótico país. Sería imposible contar todas las impresiones, pero sí que podría señalar un par de escentricidades que me ha llamado la atención de los japonesitos/as. A saber:


LOS TAXIS

En principio, visto lo visto durante estas dos semanas, cualquier coche es suceptible de ser un taxi. Esto es, no hay un color o distintivo especial que los caracterice. Solo el típico rótulo luminoso con la palabra "TAXI" te indica que se trata de un "pelas". Algunas veces reconoces que pertenecen a una empresa determinada. Tal es el caso de los empresas que nos encontramos continuamente en Kioto. Yo la llamaba "empresa Trébol" o "empresa Corazón", en función del luminoso que mostraban en el techo.

Característica común a todas ellas, en cualquier parte de Japón, es la decoración, digna de la tésis universitarias de Interiorismo. Todo impuluto, lo que más llama la atención son esos tapetes de ganchillo al más puro estilo Lagartera, que recubre los asientos y, en casos extremos, hasta el taxímetro. El taxista, igual que educado que el resto de los japones, y con la misma idea de inglés (o sea, nula) que el resto de los japoneses, normalmente es un señor (con excepción de una única señora que vimos en las dos semanas allí), de mediana edad tirando a viejuno, perfectamente trajeado, con su corbata, su gorra de plato y, casi siempre, con guantes blancos.





LOS SEMÁFOROS
Los semáforos en sí no tienen ninguna particularidad a primera vista. Aparte de que están colocados al otro lado de la calle (dado que los japoneses circulan por la izquierda), siguen teniendo los mismos 3 colores, con los mismos 3 significados. Lo extraño es el sonido que hacen algunos cuando se pone en verde para los peatones.
Junto con los habituales sonidos de cuco y pollito, hay algunos que repiten una melodía lúgubre que después de haber escuchado 5 o 6 veces, te dan ganas de arrancarte la vida. Tal que así. He estado investigando un poco y resulta que es la versión CASIO PT10 de una canción tradicional japonesa llamada Tooryanse.
Esta foto no muestra ningún semáforo, pero sí una señal de tráfico imposible (más que nada porque está llena de "kanyis", una de las grafías japonesas) para señalizar los cruces). Mención aparte merecen los cruces de las grandes calles de Tokio, y los cables de la luz flotantes, pero eso lo dejo mejor para otro día
Sayonara baby!
 
posted by Rita Peich at 10/26/2008 01:25:00 p. m. | Permalink | 7 comments
domingo, 28 de septiembre de 2008
O'Zapft is!
Esto (que en cristiano viene a ser mßas o menos como "Abierto está") es lo que dice el alcalde de Munich (el amigo Ude) cuando cada anyo, a las 12 en punto del mediodía del primer sábado del Oktoberfest, le pega con el mazo para incrustarle el grifo que abrirá el primer barril de cerveza. Es todo un acontecimiento y la gente hace cola desde las 6 de la manyana para pillar sitio en alguna carpa, a pesar de que la inauguración siempre es una muy concreta)

A partir de ahí comienzan más de dos semanas de desenfreno (más o menos controlado) que inunda todo Munich. Muchísima gente va a trabajar o por la calle con el traje típico e incluso muchas personas pillan vacaciones para poder ir todos los días al Wiesn. El palabro 'Wiesn' siginifica 'prado, padrera' y es como denomina al recinto donde se celebra todo este pollo, que es el mismo sitio donde se supone que se casó la reina María Teresa hace ahora exactamente 175 anyos, y cuyas bodas se conmemoran cada anyo con la que se considera la mayor fiestas costumbrista del mundo, con miles de imitaciones (se calcula que unas 4.000) a lo largo de todo el planeta.
Nunca he sido demasiado aficionada al Wiesn (después de una primera experiencia hace 9 anyos, digamos que, si bien no demasiado traumática, sí de final y consecuencias nunca planeadas). Así que intento no perder el control - algo muy difícil, traspasada cierta delgadísima línea roja entre "venga, la última jarra y despacito" y el "oye, sabes dónde están mis amigos, senyor agente?". Durante anyos he ido con cierta desgana, pero siempre procuro pasarme al menos una vez, para no perder la vigencia de la vacuna y que al anyo siguiente no se me haga tan dura la nueva conprontación con las masas y el desenfreno.
Reconozco que alguna vez incluso me lo paso bien, aunque sigo sin comprender cómo la gente puede tener una pasión semejante. También es sorprendente la excelente organización y las pocas cosas que suceden, al menos en comparación con lo que cabría esperar con semejante cantidad de personas juntas, muchas de las cuales acaban hasta las trancas de cerveza. Lo mismo opinaron mis amigos espanyoles cuando me visitaron para el Oktoberfest del anyo pasado (algunos van a echar en falta a Patricia y Jorge, que dejaron huella, jejejeje). Coincidió además cuando por fin caudiqué y acabé traicinando uno de mis principios más fuertes desde que llegué a esta ciudad hace más de 9 anyos: no comprarme nunca un Dirndl (traje típico bávaro de mujeres). Dicen que "pone donde no hay y disimula donde sobra" ... pero a mí, lejos de disimular el exceso de pecho" me pronuncia más el balconazo ... horrible, porque llega un momento en el flagor de la batalla en el que ya nadie te mira a los ojos.
Pero este anyo creo que mi visita va a ser más fugaz que otras veces. Primero porque el fin de semana pasado (el de la inauguración) siempre es horrible por la cantidad de gente que hay (y además hizo muy mal tiempo). Entre semana no voy nunca - salvo la obligada visita con la empresa - pero es que este anyo la visita con la empresa es este domingo. O sea, hoy. Pero es que además llevo unos días suuuuuperresfriada de la muerte, así que llevo casi dos días sin salir de casa. Por suerte hoy luce el sol, con lo que aprovecharé para salir de la madriguera y por fin asumir de frente (y "de pechos") el corte que supone ensenyar el canalillo (entiéndase "el Canal de la Mancha" en mi caso) delante de todos mis jefes y companyeros de trabajo (hombre en un 95%). Después ya no voy a poder ir más este anyo, porque me el día 1 me piro 2 semanas a ... Japón!!!!! Bieeeeeennnnn!!!! Así que nos vemos a la vuelta (intentaré subir algo desde allí si tengo accesso a internet)
Os dejo una "verdad como un templo" (templo japonés, of course), que me ha pasado mi amiga Helena, que de esto sabe mucho porque lleva en el Wiesn (casi) todos los días desde que comenzó el sábado pasado.

Basado en un estudio real durante el Oktoberfest...
Palabras que son difíciles de decir cuando estas borracho:
* Innovativo
* Preliminar
* Proliferación
* Cilantro
Palabras que son MUY difíciles de decir cuando estas borracho:
* Específicamente
* Anticonstitucional
* Disociación
* Transustancial
Palabras que son IMPOSIBLES de decir cuando estas borracho:
* Gracias, pero no quiero acostarme contigo
* No, yo ya no quiero beber más
* Lo siento, pero tú no eres mi tipo
* ¿Un bocata de lomo-queso? No, gracias
* Buenas noches agente; hermosa noche, ¿verdad?
* Oh, no, no podría. Nadie quiere oirme cantar
* Gracias, pero ni siquiera voy a intentar bailar; no tengo coordinación
* ¿Dónde habra un water? Me niego a mear en la calle
* Me tengo que ir a casa, porque tengo que madrugar para ir a trabajar mañana.
 
posted by Rita Peich at 9/28/2008 01:35:00 p. m. | Permalink | 4 comments
domingo, 21 de septiembre de 2008
Mi personalidad no encaja
El viernes por fín recibí la llamada telefónica que llevaba dos semanas esperando. Se trataba del resultado una entrevista de trabajo para un puesto en un departamento de mi empresa que me interesaba mucho y que estaba esperando como agua de Mayo. Al leer la descripción del puesto se podría decir que llevaba mi nombre y mis dos apellidos, y además me venía al pelo porque suponía casi la última esperanza de escapatoria de mi actual departamento, mis companyeros y mi jefe (no voy a entrar en calificaciones porque no merece la pena). Teniendo en cuenta todo esto huelga decir la importancia de semejante llamada de teléfono (que en teoría había debía ser rápida, ya que la incorporación habría de ser lo antes posible) para confirmar una segunda entrevista con 'Recursos (In)Humanos' en caso de que el resultado de la primera fuera bueno, o la despedida definitiva en caso de haber sido descartada del proceso de selección)

Habían pasado dos semanas, lo cual procuraba al asunto un cierto olor a chamusquina, pero teniendo en cuenta que he estado unos días en Madrid, podría ser que me hubiera mandado un mail o llamado al teléfono de la oficina. Pues bien, el viernes, saliendo de la ducha, me suena el móvil y me encuentro con la voz de este senyor diciéndome que lamentándolo mucho tenía que decirme que no me iba a dar el puesto. Lo curioso es que, en lugar de darme la típica excusa de "eres muy buena candidata pero hemos encontrado un candidato que se ajusta mejor a las características del puesto" va el tío me dice lo siguiente:

"Tú tienes una personalidad muy marcada y eso ES MUY BUENO, pero creo que no encajarías en nuestro departamento".


Curiosamente conozco muy mucho a muchos de las personas de ese grupo y me llevo muy bien con ellos. Me hace pensar que con realmente no encajo es con él, que es un blando de categoría. El caso es que me quedo sin el puesto y sin esperanza de escapar de los desvaríos de mi jefe. Y todo eso por tener un "carácter marcado", que además por lo visto es una cosa cojonuda, siempre que lo dejes metido en la nevera.
Y qué consecuencias tiene esto? pues nada, me da qué pensar; quizás haya que ser una persona "inexpresiva, dócil e impermeable" para dar con el perfil buscado. Por mis condiciones físicas no encuadro muy bien en una pasarela, ni de mujer florero (donde no hay mucho que decir). Pero ahora, dada mi "personalidad" tendré que plantearme profesiones como actriz, periodista del corazón o luchadora de pressing catch. De momento aquí dejo un foto montaje de todas las personalidades que soy capaz de adoptar (desde bebé o vieja, a borracha, pasando por primate, figura de Manga o musa de Botticelli) ... por si acaso hay alguien entre los presentes que se tenga un puesto libre en la que encaje una personalidad desquiciada y difícil como la mía.




 
posted by Rita Peich at 9/21/2008 04:19:00 p. m. | Permalink | 4 comments
miércoles, 3 de septiembre de 2008
La mujer del heladero
Como tantos otros días de camino a casa, hoy he vuelto a pasar con la bici por delante de la heladería de la esquina de mi calle (bueno, de la calle de al lado). Es sorprendente la cantidad de gente que hay siempre, a cualquier hora del día o la medianoche e independientemente de que luzca el sol, nieve o se caíga el cielo en forma de lluvia. Hoy además ha hecho bastante calor (en comparación con el resto del verano) así que había aún más gente. Bien es verdad que los helados son bastante buenos, pero es que además se han hecho con bastante nombre en la ciudad desde hace tiempo, una especie de referencia en lo que se refiere a los helados. Y los alemanes son unos viciosos del 'gelato'



Anoche ví el primer capítulo de una serie que se llama "Cómo conocí a vuestra madre". Pues por lo visto el protagonista conoce a una chica en un bar y en seguida se da cuenta de que es la persona con al que quiere pasar el resto de su vida y que quiere para madre de sus hijos... y me quedé pensando si aquello podría llegar a pasar en realidad.

Pues bien, aún recuerdo una de las primeras veces que entré en la heladería más famosa de mi barrio. Iba dispuesta a pedir mi cucurucho con dos bolas de helado: una de tiramisú y otra de chocolate-chips. Entonces le ví ... no es que pensara en aquel momento que quería pasar el resto de mis días con él y ni que lo quisiera como padre de mis hijos (pasando por alto el detalle de que no quiero tener hijos) ... pero mi amigo Javitxu dice que se me quedó la sonrisa de imbécil que se me pone cuando me gusta alguien ... y a partir de ahí, siempre siempre SIEMPRE que paso por delante de la heladería, miro detrás de la barra buscando su cara. La mayoría de las veces no está, pero hoy sí. No, tranquilos, no ha pasado nada: no me he bajado de la bici ni he ido a buscarle en plan Richard Gere en 'Oficial y Caballero'. Me conformo con saber que, aunque lo nuestro probablemente nunca será posible, está a la vuelta de la esquina de mi calle y, desde hoy, en una foto de mi blog porque al buscar fotos en internet para ilustrar este post, me he encontrado con él !!!! Bieeeeeennnn!!!!

Puede ser que haya cambiado un poquito desde que se tomara esta foto (desconozco la fecha) hasta ahora, pero sigue más o menos igual ... y me sigue poniendo igual de mucho. Tiene pinta de ser lo que, en el lenguaje de mi amiga María, podríamos denominar "empotrador". Ufff, qué chico más .... majo :) Cada vez que le veo al pasar pienso "me casaría con él". Ya ves qué chorrada pero, al igual que había una peli llamada "El Marido de la Peluquera" yo podría escribir "La Mujer del Heladero" :-)
Hoy me apetece escuchar la canción de Pedro Guerra del mismo título (por lo de la peluquera, que la del heladero creo que aún no la escrito...)
Sigamos sonyando, que por lo visto es gratis y, en los tiempos que corren, es de las pocas cosas que no cuestan dinero y que nos podemos seguir permitiendo peses a todas las crisis.

 
posted by Rita Peich at 9/03/2008 11:56:00 p. m. | Permalink | 3 comments
viernes, 29 de agosto de 2008
Cine Peich de Todo a Cien
Hola amigos - Amigos hola (capicua!)

Hoy voy a cambiar de tónica moña-pensativa-diarreamental para dar un salto en mi estilo bloguero (cara nueva, vida nueva!) y lo haré introduciendo una nueva sección: "Cine Peich de Todo a Cien"

Desde que alguien me puso sobre aviso de la existencia de webs en las que podías ver pelis por la patilla y sin necesidad de estar días y días descargándolas para verlas y borrarlas en 2 míseras horas, he retomado un poco de vuelta la afición por el séptimo arte. La verdad es que eso del "Séptimo Arte" no deberían de decirlo así a la ligera, al menos en vista de la cantidad de ñordos que me he tragado en las últimas semanas. Bien es verdad que mis gustos cinematográficos dejan bastante que desear para la mayoría de los mortales, siempre he sido dada a las películas ñoñas de final feliz (soy de la opinión que para pelis de drama, crimen, cine negro, terror o simplemente para finales tristes ya está la vida real). Pero es que hay pelis que son tan endemoniadamente chorras y moñas que hasta una persona boba en estado extremo como yo acaba sintiendo un ataque de vergüenza ajena.

Podría mencionar alguna de los últimos bodrios que me he tragado, pero estoy dejándome una pasta en terrapia para poder borrar de mi cerebro algunas de ellas. Solo mencionar una de las últimas, una que se llevó la palma, llamada "Ún día inesperado" (del inglés "If Only"). A la altura de la traducción perruna del título han estado los guionistas y los actores (protagonista principal es la pedorra de Jeniffer Love Hewitt, que debería haber muerto en los primeros 20 min de peli pero se lo piensa mejor y, como además es productora de la peli, acaba dando la vuelta al guion y cambia su muerte por la de su novio).... un brodio horroroso !!!!

Después de esto necesité una pausa (más bien una baja por estrés) porque además creo que no me ha gustado ninguna de las pelis que he visto ni de los libros que le leído últimamente, lo cual me estaba creando una crisis personal que, sumada a la anterior (por motivos muy diferentes), me sume en un sinvivir importante y hace que me replantee por ené-sima vez muchas cosas.

Hoy he estado enferma en casa. He dormido hasta las 13:30 y, lo más importante, no le he visto la jeta ni la calva al capullo de mi jefe. Eso ya son motivos suficientes para que el día empiece bien. Si lo sumas a que ha hecho muy buen tiempo y que he disfrutado como una enana de mi visita DE UNA HORA a un supermercado lejano y guay (como el que va a un museo), de un paseíto por el barrio de casa pijas y del solecito en la cara sentada a orilla del canal de Nymphemburg leyendo la guía de Japón, todo ello hace de hoy un buen día. De hecho, un muy buen día. Así que me he armado de valor y he regresado a la web de las pelis instantaneas y he elegido, no sin cierto miedo, una peli que, según la sinopsis, prometía algo menos de azúcar y un poco más de humor bien hecho.

El título: "Dos Días en París". Ya sé que en principio tiene todas las pepaletas de ser uno de esos pestiños para quinceañeras enamoradas hasta los brakets, pero ha estado sorprendentemente bien. Diálogos rápidos y a veces mordaces, situaciones poco o nada adulteradas, una pequeña dósis de crítica a la América más rancia y un par de buenos actores, nada de guaperas, la hacen bastante dinámica. Sólo tiene una pega: diría que un 25% de los diálogos de la peli son en francés y, al menos en la versión que yo he visto, no tenía subtítulos. Eso hace que para personas como yo, que siempre hemos odiado la lengua de Maria Antonieta, la peli en algunas secuencias pierda un poco de interés. Aún así, la "recomiendo bastante". Es simpática, poco "patronising" y, por una vez, no salen tías en bolas ... pero sí un tío!!! (el protagonista, y dos veces)

Fin por hoy de la crítica cinematográfica con menos criterio del mundo. Seguiremos informando sobre futuras patatas del celuloide.


Para terminar el día os dejo con el vídeo casero la mar de divertido de una canción que me mandó el amigo Mocho para animarme en un día bastante ploff. La canción me encanta y el grupo (La Casa Azul) es todo un descubrimiento de la música petarda que me transporta a mis amigos yeyé de Madrid y que también tengo que agradecerle a Mocho (graaaaacia Moooocho). Me siento muy acorde con la cantinera, la veras ... al menos hoy




 
posted by Rita Peich at 8/29/2008 10:00:00 a. m. | Permalink | 3 comments
martes, 26 de agosto de 2008
No nos engañemos ...
A menudo regreso a casa en por las noches en el bus 53, o en el 133. La parada me pilla justamente al otro lado de la carretera (bueno, no es una carretera, pero sí una especie de avenida con mucho tráfico). Para cruzar al otro lado, como la gallina, hay que pasar por una especie de subterráneo cortito, de esos que tienen unos escalones tan bajitos que molestan mucho más que los normales a la hora de subirlos o bajarlos.

A veces también paso por allí de día, pero parece que de noche me sorprende más. No precisamente porque me de miedo, nada de eso. Ayer precisamente, al pasar por allí una vez más, me dí cuenta de lo diferente que es a los "subterráneos" que se ven en Madrid: llenos de mierda, con un montón de cosas tiradas, con un olor asqueroso debido a las "cositas" que se hacen ciertas personas que piensan que es mejor mear contra la pared que en un árbol. Además, no me dan miedo porque no son nada inseguros, como el resto de la ciudad (de hecho, creo que nunca he visto un yonki en esta ciudad)

Lo más "salvaje" o ilegal que se ven son las firmas con spray por las paredes, ya que no llegan ni de lejos a la categoría, muchas veces artística, de los graffities españoles. Lo cierto es que algunos de los que me he ido encontrando a lo largo de los casi dos años que llevo frecuentando el lugar no estaban del todo mal: son esos que ahora se hacen con una plantilla previamente currada en casa (con lo que solo tienes que pegarla en la pared y rellenar los huecos con una laca de un solo color, lo cual además minimiza el riesgo de ser pillado).

Pero, por suerte (casi siempre) o por desgracia (en honrosas excepciones) no suelen tardar mucho en desaparecer. El sistema de limpieza de paredes del ayuntamiento de Munich debe ser infalible. En las fachadas de los edificios no suele verse ninguna firma de esas, pero quizás en los sitios escondidos, como los túneles, tardan un pelín más en localizarlos y borrarlos.

Pues bien, en las últimas semanas me llama siempre la atención una frase escrita a grandes letras en las dos paredes que forman la esquina con la que te das de bruces al bajar al túnel desde la parada del bus: MACHT EUCH NICHTS VOR ... IHR WOLLT ALLE BLOSS GELIEBT WERDEN.

Esto, para los que estén un poco verdes en la bonita y a la par endemoniada lengua de Goethe, significa lo siguiente: NO OS ENGAÑEIS... LO QUE TODOS QUEREIS ES TAN SOLO SER AMADOS.

No sé, pero me da qué pensar. Me pregunto cómo será la persona a la que le da por escribir una cosa así en una pared: hombre o mujer? edad? condición social? estado emocial? ... y, sobre todo, es cierto que nos negamos (algunos o todos) que en el fondo queremos ser amados?

Imaginé que haría miles de canciones al respecto, y la verdad es que sí, pero ninguna de ellas me han gustado, así que os dejo una que, si bien no lo dice explícitamente en el título, si en la letra (o algo similar) y además es Josh Groban: un chaval que canta espectacularmente bien (al menos por las pocas canciones que había le escuchado anteriormente) y que quizás a alguien no le resulte del todo desconocido, ya que salió incluso en un par de capítulos de Ally McBeal (lo que hace el marketing ....)

Lo dicho, que a partir de ahora me fijaré más en las frases tatuadas en las paredes

 
posted by Rita Peich at 8/26/2008 10:49:00 p. m. | Permalink | 3 comments
lunes, 25 de agosto de 2008
Things to do before I die
Son muchas las personas que han elaborado estas listas, quizás un poco macabras, con un montón de cosas que después, analizándolas en detalle, no son tan importantes. La fase ploff en la que me encuentro desde hace un par de meses, sumado a las malas noticias que nos sorprenden cada día (tradúzcase por “accidentes aéreos”, bombas que siguen explotando cada día en países que cada vez tienen menos impacto en los medios y las conciencias de las personas, enfermedades repentinas que acaban con la vida de una persona joven de la noche a la mañana, etc) hace me que plantee una vez más lo injusta que es la vida.


Cuánto hijo de puta hay suelto por el mundo que merece la muerte infinitamente más que estas personas que se montan en un avión y en cuestión de una hora están al otro lado del túnel de la luz blanca? Qué hubieran hecho esas personas si alguien les hubiera dicho 1 mes antes que 30 días después estarían muertas? La verdad es que uno siempre da por sentado que morirá más allá de los 80 años, después de una vida plena y feliz. Pero, aún siendo más realista, uno nunca cuenta con la idea de que una noche te sorprenderá un derrame cerebral mientras ves una peli en el sofá, o que un dolor de cabeza permanente será lo que lleven a los médicos a diagnosticarte una horrible enfermedad incurable que te deja muy pocos meses de vida.

Qué se debe sentir cuando los médicos te dicen, con palabras más o menos encubiertas, que no llegarás a fin de año? Y cuando eres consciente de que el avión en el que viajas se va a caer al mar? Ya sé que no es éste un tema particularmente alegre, pero es lo que hoy me pasa por la cabeza después de leer las últimas noticias en torno al ya famoso accidente aéreo. Cómo querría yo pasar mi último mes de vida.
Creo que me daría por comer, beber y fumar. Cantar, bailar, viajar. Tomar el sol, permanecer el mayor tiempo posible en el agua. Aprender a hacer croquetas de una vez por todas, aprender alguna pieza al piano. Pasar tiempo con mi sobrino. Escribir cartas que después dejaría a mis seres queridos. No hablar a nadie sobre mi muerte. Decirle a mi gente que les quiero….
En realidad creo que en mi vida, a los 33 añitos, ha habido un poco de todo. Claro que hay millones de cosas que me gustaría hacer, pero digamos que ninguna de ellas me reconcome el alma. No he escrito un libro, pero sí un blog (y muchas otras cosas). No he montado en globo, pero he volado. No he tenido un hijo, pero tampoco tengo insisto maternal desarrollado. Solo me falta una cosa … y creo que es la más difícil … pero seguiremos intentándolo y no nos rendiremos
Importante es ser consciente de todas las cosas buenas que tenemos, en saber dar las gracias por lo bien que nos va (que nos va mucho mejor de lo que nos pensamos) … y por quitar hierro al asunto, digamos que aquello que dijo el toro en la plaza (aquello de “Siento dejar este mundo sin probar Pipas Facundo”) ya no lo podré decir, porque sí que las he comido muuuuuchas veces

P.S. Por cierto, siento haber dejado a Pablo con la curiosidad durante un par de meses. Al final el concurso del bautismo de mi nuevo portátil lo ganó mi amigo Javitxu, con su propuesta de “HPito” (léase en alemán “japito”) … en homenaje a todo los Javis que pueblan mi vida
 
posted by Rita Peich at 8/25/2008 12:43:00 a. m. | Permalink | 3 comments
viernes, 15 de agosto de 2008
Endorfinas en la mente
 
Éste era el título de un disco de Chambao (gran grupo) del 2003, pero también un tema que me preocupa un poco últimamente. Leo ahora en la sección de Salud de la web de El Mundo, que "Son las principales responsables de nuestro estado de ánimo y de nuestras emociones, unas drogas de uso particular que segregamos en aquellas actividades que nos producen placer, euforia, felicidad: hacer el amor, practicar deporte, escuchar una música que nos agrada, degustar un manjar, reír... Todas éstas son acciones íntimamente relacionadas con las endorfinas. Pero hay más. Y es que estas sustancias también nos acompañan en los malos momentos para hacérnoslos más llevaderos. De hecho, cuando nos duele algo, el cerebro las produce porque también actúan como un analgésico natural."

Pues bien, creo que se me ha acabado el bote de endorfinas que cada persona lleva internamente, en su cuerpo ... y me siento como cuando de repente de sale humo del motor del coche en medio de una autopista: uno se baja, levanta la tapa del capó con cuidado y pone cada de circunstancia cuando se da cuenta de que no tiene ni idea de qué le pasa al bicho ... hasta que, tras un rato de toqueteo inútil de algunos cables y de quemarse y ensuciarse los dedos de un modo igualmente improductivo, caes en la cuenta de que se trata de que el depósito de agua refrigerante del motor se ha acabado ... como mi bote de endorfinas ... sniff, sniff

En mi caso además no hubo ninguna senyal luminosa en el cuadro de mandos que me indicara que el nivel estaba bajo y debía repostar. De hecho, la cosa iba bastante bien hasta que un día, de repente, empecé a desmotivarme. Admito que en una pequenya proporción quizás tuviera algo que ver que mi No-Novio (como siempre lo ha llamado mi amiga Rapunzel) me cortara nuestra No-Relación (se ha encargado de recalcar bastante este concepto) después de un anyo de ser "fijos-discontinuos" y justamente a menos de una semana de haber disfrutado juntos de la última ración de adrenalina y endorfinas.

Pero no sólamente eso ... supongo que una continuada y prolongada sesión de la frase "qué tiempo de mieeeerda", junto con intempestades laborales y el replanteamiento de mi inexistente vida sentimental tampoco ayuda ... el caso es que algo está cambiando a este lado del Mississipi (o del Isar, en su defecto). Ya no me apetece leer casi, ni escribir, ni chatear (bueno, de esto me quité hace ya más tiempo) y ya ni siquiera me emocionan las películas pastelones (por cierto, todas las noches me pirateo alguna y cada cual peor ... las últimas "P.S. Te quiero" y "If Only" o, su traducción al castellano: "Un paseo inesperado") ... y esto ya si que es un cambio mosqueante, con lo que me han gustado a mí siempre los pastelones!

El caso es que mi nivel de endorfinas ha de estar por los suelos, (y las hormonas acumuladas por los cielos!). Por eso mi pregunta al aire: alguien sabe a qué barrio, marginal o no, hay que ir a comprar drogas de esas que llaman de la Felicidad? A cuánto está el gramo de Endorfinas. Quiero se una yonki del bienestar, al menos un sucedaneo tipo Metadona de la Alegría
Posted by Picasa
 
posted by Rita Peich at 8/15/2008 02:21:00 a. m. | Permalink | 4 comments
miércoles, 9 de abril de 2008
Estado de buena esperanza ....!
Queridos todos,
ya podeis volver a cerrar la boca e intentar devolver los ojos a sus respectivas cuencas ya que, una vez más, no es oro todo lo que recule y, como tanta gente en pelotas ha dicho alguna vez "esto no es lo que parece"

Y es que nada más lejos de estar "en cinta" (los tiempos analógicos pasaron a la historia y yo, en todo caso, estaría "en DVD"), pero sí que estoy esperando aumentar la familia. Si, efectivamente ... después de meses de tira y afloja, de "ahora sí / ahora no", de buscar en tiendas y en internet, de autoconvencerme que no lo necesitaba un cacharro nuevo, harta de "arrancar al empujón" el cachorro antiguo .... esta mañana por fín me he liado la manta a la cabeza y por fin .... ME HE COMPRADO UN NUEVO ORDENADOR PORTÁTIL !!!! Bieeeeeeeeeennnnnn .....

Le he comunicado la feliz noticia a un compañero del metal residente actualmente, y por tiempo limitado, at the other side of the charco. Imagino que habrá suspirado aliviado, porque llevaba dándole la paliza con los procesadores varios días ... y eso que le conozco hace bien poco! Tras felicitarme por semejante el feliz acontecimiento, me ha preguntado "qué nombre le voy a poner" (ein???)

Al principio pensé que se le habría ido la bola otra vez (ya no me sorprenden muchas cosas que oígo/leo), pero después he pensado durante un segundo y medio que quizás no fuera una idea tan descabellada. Al fin y al cabo, es previsible que pase muuuuucho tiempo a los mandos (o las teclas) del bicho. De hecho, con que pasara la décima parte de las horas que me he tirado mirado a la pantalla que ahora refleja lo que escribo, ya lo habré amortizado de sobra. Es y será, por tanto, mucho más que un simple laptop. Se convertirá, sin duda, un importante compañero de trabajo, de juegos, de ocio, de charlas, de piso y, en cierto modo, un compañero sentimental de los que sí que me aguantan porque no le queda más remedio.

En este sentido, y como proponía el muchacho éste (que para que se mantenga "en el economato" denominaremos Paquito), por qué no bautizarlo? (aunque sea or lo civil!). Además, he de añadir que este "aumento de la familia" no ha sido un accidente, más bien al contrario ha sido muy meditado, muy deseado y muy buscado. Será, lo que viene siendo, mayormente, fruto del amor (a la tecnología, pero amor al fin y al cabo).
Por qué no darle entonces vida propia, como Gepetto a Pinocho? Por qué no darle un nombre, también propio? Al fin y al cabo, ya tengo otros gadgets con personalidad definida (bueno, éste es un tema del que no quiero hablar aquí y ahora) y mi super HP Pavillion dv6772 no se merece menos.

Siempre pensé que si algún día tengo hijos (cosas más raras se han visto) le pondría el nombre de PABLO ... pero no me parece apropiado para la ocasión (más que nada porque mi hermana también quiere hacer lo mismo, y no es cuestión de comparar mi ordenador con mi sobrino), así que he decidido tirar del comodín del público y someter la cuestión a votación popular. Consiste, mayormente, en que vosotros dejáis un comentario en el post con sugerencias de nombre para la criatura y luego yo ya le pongo el que me salga a mí de las narices ... pero siempre teniendo en cuenta vuestro valioso input :-) Muchas gracias por adelantado!

Pues eso, hagan
juego señores!!!!
P.D.: Paquito, te acuerdas de esta canción? ... que sean ustedes moderadamente felices

 
posted by Rita Peich at 4/09/2008 12:13:00 a. m. | Permalink | 10 comments
viernes, 22 de febrero de 2008
Tengo, tengo, tengo ... tú no tienes nada
No tengo tres ovejas en una cabaña, pero después de ver lo que se ve en el mundo, creo que tengo mucho más de lo que podemos pedir

El fin de semana pasado estuve en París celebrando el cumpleaños de mi "consorte". Era mi primera visita a "la ciudad del amor", que nos recibió con un gélido gris precisamente el día siguiente a San Valentín.

Todo el mundo decía que me iba a encantar, y la verdad es que es una ciudad preciosa, eso no se puede negar de ninguna de las maneras. Sólo hay una cosa que me decepcionó y me impresionó bastante: el transporte público. Uno piensa que en una ciudad con tantísimo dinero (porque en Paris tiene que haber muuuuucho dinero metido), tan sumamente glamourosa, tengan un metro tan viejo y tan mal preparado a los tiempos que corren.

Alertada previamente por todo el mundo sobre lo cara que era todo allí, esto no evitó mi sorpresa cuando nos cobraron 11,50€ por una cerveza de medio litro en un bar... y así sucesivamente. Ni que decir tiene la cantidad de "ceros" que había en los precios de los escaparates de las tiendas de los grandes diseñadores, a los que nos asumábamos poco menos que con la misma curiosidad y "admiración" (muy entrecomillado) que a los cuatros de Van Googh que encontramos en el Museo Orsay. Recuerdo particularmente uno de los precios que miramos por curiosidad (no miramos tampoco mucho, era una y otra vez "más de lo mismo"): un chalequito ESPANTOSAMENTE FEO (aunque esto supongo que va en gustos) en una tienda de un diseñador ni siquiera de los más conocidos/consagrados, costaba la nada despreciable cantidad de 8.500,-€

Voy a intentar no caer en la demagogia de pensar la cantidad de escuelas se podrían construir en un paupérrimo país africano o cuántas bocas se podrían alimentar o cuántos niños tripones con moscas en los ojos se podrían vacunar. Al fin y al cabo yo también tengo 8.500 pavos en el banco y no los mando a África ni a ningún lado, y si mañana me comprara un coche muchos podrían preguntarse si no hubiera sido más útil llevar agua a una aldea que seguir yendo en transporte público... pero aún así no puedo evitar en pensar en el exclusivo grupo de personas que compran en esas tiendas una prenda que, probablemente, solo se pongan una única vez.

Las personas que comprar allí tienen, necesariamente, una cuenta corriente con muuuuchos ceros. Y seguro que tampoco van a esas tiendas utilizando el sucio y viejo metro parisino en el que tendrían que subir millones de escalones con sus finísimos tacones de aguja (dado que no hay escaleras mecánicas la inmensa mayoría de las estaciones), tendrían que mezclar sus exclusivas ropas con las de cientos de personas de todos los estratos sociales inferiores)

A sólo unos pasos con sus Manolo Blanik de la "milla de oro" pueden encontrar un montón de personas durmiendo en el suelo, a la intemperie del nada cálido invierno parisino. Por lo que me han contado, miles de inmigrantes (legales e ilegales) sobreviven en los suburbios de la ciudad a la que se le presupone un alto nivel de integración cuando en realidad, por lo visto, no es así.

Lo dicho, intento no caer en la demagogia o el victimismo, pero me sirve una vez más para darme cuenta de la suerte que hemos tenido de que la cigüeña abriera el pico en las coordenadas en las que caímos. Por eso digo que soy afortunada por estar en una discreta posición entre el "TENGO, TENGO, TENGO" y el "tú no tienes nada" .... y que nos quedamos como estamos
 
posted by Rita Peich at 2/22/2008 05:08:00 p. m. | Permalink | 7 comments
lunes, 28 de enero de 2008
Secretos
Una frase anónima dice que uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras. Los silencios además de tensos muy a menudo, me parecen, casi siempre, muy angustiantes. Las palabras a veces me presionan por dentro como el vapor de una olla express, de modo que cuando decido voluntariamente no exteriorizar algo, al final – casi siempre – sigue saliendo, y con más violencia cuanto más tiempo dejo pasar.

Lo cierto es que nunca he sido una persona reservada, todo lo contrario. Acabo contándole mi vida (que no la de los demás) hasta a las farolas. Además tengo la gran suerte de contar con lo que yo considero muy buenos amigos. No puedo reservarme cosas que me pesan o me “aprietan” por dentro. Me confunden, me amargan, me hacen dudar y a menudo acaban desarrollando un dolor de cabeza horrible. De modo que, a la mínima sobra de lastre, acabo soltándoselo a uno o vario de mis buenos amigos. No quiero decir con ello que no haya absolutamente nada que no haya soltado nunca, porque sí que las hay, aunque la mayoría de ellas son cosas en las que no soy yo la única afectada.

Soy consciente de que lo mío no es un caso particular. A veces me da rabia porque soy demasiado extrovertida. Tengo personas a mi alrededor que “pecan” (o no) de ser precisamente todo lo contrario: les cuesta mucho exteriorizar todas las cosas que les pasa (sobre todo las malas). Me gustaría poderles servir en esos casos de la misma vía que ellos son para mí cuando hay algo que me arde por dentro.

Pero muchos de ellos no lo hacen. Hay veces que te enteras de cosas de tus seres más cercanos y quieridos que te deja estupefacta. Cosas que han sucedido hace años, cosas que se supone que uno cuenta a un amigo (sobre todo a un buen amigo), cosas que dan explicación a otras cosas, a estados de ánimos, a formas de ser. Cosas que, a menudo, lo cambian todo, dan la vuelta a la tortilla o cambian el punto de vista.

Cuando pasa una cosa así, cuando de enteras de uno de esos “secretos” por boca del interesado o, mucho peor, por otra vía, lo primero que siempre me pregunto es “pero por qué no me lo has contado antes?”.

Ayer discutía con mi mejor amigo hasta qué punto uno tiene derecho a exigir sinceridad en las personas más cercanas. Tengo completamente claro que uno es dueño de su vida, sus pensamientos y sus secretos, que no está en la obligación de contarle nada a nadie (salvo a veces a la Policía), y menos a un amigo, porque no es una obligación. Mi amigo decía que si esa persona no te cuenta algo es porque ha de haber una razón para ello que se lo impida, que nada es casuel. Pero no puedo dejar de preguntarme cuál es la razón de que no te confiesen algo, siendo su amigo y una persona que no te va a juzgar y que lo único que puede hacer es apoyarte y ayudarte.

Me pasa con un buen amigo (otro) del que sospecho hace años que es homosexual. Al principio tuve mis dudas, pero la cosa cada vez está más clara (y a mí me parece cada vez más evidente) aunque él nunca ha afrontado el tema en nuestras conversaciones. Nunca se lo he preguntado directamente porque siempre he pensado que él tiene la confianza de sobra como para contármelo. Sin miedos, sin prejuicios, sabe que no le voy a juzgar, que es un tema que me toca de cerca por mi entorno y que le entendería y apoyaría .... pero él sigue sin soltar palabra, y yo he de confesar que me molesta que no quiera compartir conmigo una parte tan importante de su vida como su condición sexual ... es legítimo estar molesta?

Que pasaría si tu mejor amiga un día te contara que lleva saliendo con un chico 3 años y no te ha dicho nada? O si tu pareja desde hace 6 meses te confiesa que tiene un hijo? Tendríamos derecho a enfadarnos con ellos por haber sido dueño de sus silencios?
 
posted by Rita Peich at 1/28/2008 12:08:00 a. m. | Permalink | 5 comments
lunes, 21 de enero de 2008
Vuelvo
Pues sí, he vuelto, aunque oficialmente nunca me fuí.

Hombre, la verdad es que hacía mucho tiempo que no pasaba por aquí, y aún no sé por qué, pero nunca quise echar la cerradura a la puerta, tapar los muebles y colgar el cartel de "SE VENDE".

Vuelvo, pero no con la frente marchita por las nieves del tiempo que platearon mi sien. En realidad no han pasado más que un par de meses, en los que sencillamente no se me ocurría nada que escribir, no sentía esa necesidad. Hoy, curiosamente, no tengo tampoco gran cosa que contar, pero sí tengo algo que me tira hacia el teclado. Por eso vuelvo.


Más allá de eso, parece que el 2008 llega con aires de cambios, al menos en lo que a los míos se refiere. Mi gente sigue yendo y viniendo. Mi abuelilla estuvo a punto de irse para siempre (aunque parece que a última hora decidió quedarse un rato más). Otros que se fueron temporalmente parece que quizás no vuelvan, al menos no en los mismos términos.


En fin, que las cosas cambian, y creo que además ha de ser así, porque cuando las cosas no cambian durante un largo periodo de tiempo es señal de que el motor que mueve la máquina no está en sus mejores condiciones.


En mi caso, de momento nada significativo, pero creo que estoy cogiendo impulso para dar un salto. Como me digo de vez en cuando, "algo tiene que cambiar".... y eso a veces es la antesala de algo bueno y a veces de decisiones de las que, en el peor de los casos, me arrepiento.


Me ronda por la cabeza la idea de dar un salto lateral en el trabajo. No sé si es lo mejor que viene o si debería seguir adelante en el camino por el que ando, pero es que de momento el camino éste no es tan colorido y con una vegetación tan variada como solía. Me estoy acercando a una zona pantanosa y no sé si pedir el comodín del helicóptero que me cambie al camino de al lado.


Bueno, fin de la disertación de poco antes de las 19:00 ... sólo quería pasar por aquí otra vez y lanzar una palabra al aire.... "qué entiende la gente por el término CHORBO?"


... y dejo también un trocito de una canción muy chula que me recuerda a alguien que probablemente ya no volverá. Que te vaya muy bien, artista, donde quiera que estés!



Vuelvo
porque mis pies dejaron huellas en el suelo
porque son tantos y tan buenos los recuerdos
que no puedo estar sin ti por eso vuelvo

Por eso vuelvo
porque volver es el mejor de los destinos
porque recuerdo cada curva del camino
porque no es dar un paso atrás volver contigo

Porque pasa la vida y no se para el reloj
el final de mis pasos lo decido yo
y es que me he prometido que mañana me voy
mañana



 
posted by Rita Peich at 1/21/2008 06:32:00 p. m. | Permalink | 4 comments
viernes, 5 de octubre de 2007
Tres veces te arrollé
Durante su visita a Munich, mi amigo el Osezno (en colaboración con la e-Mula) nos dejó un surtido menú desgustación de sus preferencias musicales. Había de todo, la mayoría conocido por ésta que suscribe pero también algunas novedades con caracter social-racial y un marcado tono mexicano (le sale el barrio de vez en cuando, no lo puede evitar). Una de estas "joyitas musicales" a las que me refiero era una canción que creo que se llama "TRES VECES TE ENGAÑÉ", perpetrada por una tal "Paquita la del Barrio" (... hay que tener valor ....). El estribillo reza:



Tres veces te engañé
Tres veces te engañé
Tres veces te engañé
La primera por coraje
La segunda por capricho
La tercera por plasssser ...


Pues eso, que la cantinela se instaló en mi oido y empezó a darme la plasta durante unos cuantos días, durante los cuales me pasó una cosa muy interesate: no es que me engañaran tres veces (al menos que yo me haya dado cuenta, porque a mí es sumamente fácil colármela), pero sí que han intentado tres veces atropellarme con la bici.

- La Primera fue hace dos semanas volviendo a casa por la tarde, escuchando música en mi mp3 player y admirando el bucólico paisaje otoñal de las aceras de Munich llenas de hojas. Atravesaba yo un barrio superchulo y muy tranquilito que hay cerca de mi home-sweet-home cuando, de repente, un VW Golf negro salía, más optimista, de lo debido de uno de los canales procedentes del Palacio de Nymphenburg. La verdad es que el jovenzuelo (no tanto, que pasaba ya la treintena) estaba de bastante buen ver. Me sonrió, me pidió perdón con la mano y me guiñó un ojo ... confieso que me ruboricé un poco ... y cuando volví a ponerme a su altura en el carril bici, parados ambos en un semáforo, me volvió a sonreir ... Mi imaginación voló y me ví liándome con aquel guapo conductor del Golf negro, al cual hubiera llegado a conocer más profundamente si por lo menos me hubiera pillado ... pero al ponerse el semáforo en verde aceleró y mi relación de final feliz se esfumó como el humo de su tubo de escape. FIN DEL PRIMER ATROPELLO

- La Segunda fue pocos dias después, yendo también a la oficina. Cruzaba yo una calle de relativamente mucho tráfico. Al ponerse en verde, eché a andar confiando en que aquella furgoneta blanca que pretendía incorporarse, frenara a tiempo ... Bien, pues no lo hizo! Aunque si con el tiempo suficiente como para no llegar a tocarme. Después de ponerle cara de asesina me dí cuenta de que el conductor era el guitarra de un grupo de un conocido, a cuyos conciertos hemos ido alguna vez. Este chico es super majo y en una noche de borrachera hace ya muchos meses, recuerdo que no me hubiera importado nada llegar a conocernos un poco más en profundidad. Por supuesto, él no me reconoció y siguió su camino después de un gesto de disculpa

- La Tercera fue precisamente anoche. Salía de la oficina e iba con mi amiga María en la bici a un centro comercial cercano. Ya era de noche y la verdad es que he de reconocer que se me había olvidado poner las luces. A la salida de uno de los parkings de la empresa casi me lleva por delante un Jaguar ... que reconocí perteneciente al antiguo gerente de mi departamento, uno al que precisamente no tenía yo en demasiada gracia. Así que con éste no me imaginé un final feliz a partir de un atropello.

No contenta con todas las veces que he puesto en peligro mi vida sobre las dos ruedas, este miércoles (era fiesta en Alemania por la conmemoración de la caída del muro), me convencieron para dar una "vueltecilla" en bici que al final, dependiendo de donde vivas en Munich, estuvo entre los 40-50 km ... mi culo y mi espalda aún están resentidos ... y es que no aprendo!




Conclusiones:

- Las bicicletas son para el verano (en otoño son peligrosas)

- No conviene mezclar las churras con las merinas.

- Precaución, amigo conductor, la senda es peligrosaaaaa.

- Osezno, cuando vuelvas a "enriquecer" mi colección musical con exotismos varios, procura que sea algo más alegre :-)
 
posted by Rita Peich at 10/05/2007 11:45:00 a. m. | Permalink | 7 comments
miércoles, 26 de septiembre de 2007
Quien me iba a decir ...
Este es el título de una de las canciones del último disco de David Bisbal, ése mismo que he terminado de escuchar por primera vez pocas horas antes de ir al primer y único concierto que ha dado en Alemania.

video

Quién le iba a decir a este muchacho que llegaría donde ha llegado al salir por primera vez en la tele, y quién le iba a decir que acabaría siendo número 1 en todas las radios de super-fórmula alemana, y más con una canción en espanyol (de todas maneras, cómo se nota el poder de las discográficas, que pueden hacer famoso y exitoso a cualquier persona que se les meta entre cheque y cheque)

Quién me iba a decir que acabaría yendo a un concierto de este chico con un montón de espanyoles de mi empresa: todas chicas menos el pobre Xavi, que ha estado estupendamente en su papel de "gallo del corral"), saltando y gritando guarrerías a gritos, como una quinceanyera ... en fin ...

Quién me iba a decir que, después de 8 anyos odiando el Oktoberfest (fiesta de la cerveza en Munich, conocida mundialmente y de la que huyo como puedo tras una primera experiencia traumática) acabaría comprándome un Diendl (trate típico) que resaltaría aún más mi ya de por tí acentuada delantera.

Quién me iba a decir que después de 8 anyos mi amiga Libélula por fin vendría a verme, trayéndose al Jorge el Osezno, y coincidiendo con el Oktoberfest. Quién le iba a decir a ella que iba a ligar no con un ALemán (como ella esperaba) sino con un ALmeriense y que revolucionaría a todos mis amigos, jejeje ... experiencia única.

La verdad es que últimamente los acontecimientos se suceden vertiginosamente, de modo que no he tenido demasiado tiempo para actualizar. Tengo tantas cosas en la cabeza que se me van quedando anticuadas antes de que pueda soltarlas. En fin, que prometo sentar un poco la cabeza y pasar más a menudo por aquí. De momento intento aprovechar esta sutil ola de moviemiento, a ver si de paso pierdo algunos kilitos, jejeje
 
posted by Rita Peich at 9/26/2007 12:34:00 a. m. | Permalink | 5 comments
jueves, 30 de agosto de 2007
Pollo al Curry
Últimamente he convertido en una especie de tradición el amenizar el tiempo de espera previo al embarque en Barajas ojeando libros de bolsillo y comprando alguno al final, al menos para llenar la librería y aparentar ser la amante de la lectura que problablemente nunca llegaré a ser. Dado que cabe la posibilidad de que nunca lea algunos de esos libros que me ha dado por comprar, suelo ceñirme a las ediciones de bolsillo, que son más manejables y hacen que al menos que no me deje una pasta en este ramalazo cultureta que me ha entrado.

Pues bien, el lunes pasado, después de echar un vistazo a todos las ediciones de bolsillo y acabar comprando "El Médico", estaba ya saliendo del kioskillo de la Terminal 1 cuando vi un libro estratégicamente colocado en una estantería que me llamó en seguida la atención. No sólo por la foto de la pava (en caso de haber sido hombre le hubiera denominado "pollo") que lo había escrito: Curri Valenzuela, uno de los fachorros pilares televisivos adoctrinadores de TeleEspe ("Telemadrid: Espe-Jode-Todos"), sino por el llamativo, alarmista y pretencioso título: '100 personajes que hunden España'.


Tengo que admitir que, como técnica de marketing, es de una genialidad indiscutible: les ha funcionado a la perfección porque la verdad es que llama muuuucho la atención y hasta al menos morboso le costaría resistirse a echarle un vistazo al índice para hacerse una idea de "los malos malísimos" de esta señora que, por lo visto, debe pensar que está por encima del bien y del mal, así como en posesión de la capacidad de juzgar a unos y a otros.
Mea culpa, que reconozco que suelo entrar al trapo en cuanto lo diviso, detuve el paso firme con el que me disponía a salir de la tienda para no llegar tarde al embarque y rasqué el prurito en forma de curiosidad echándole un vistazo al índice, siquiera somero, para comprobar que el contenido no defraudaba mis espectativas a tenor del título y la autora: una colección de personajes (y cosas) no demasiado "santos de la devoción" de esta persona (vamos a pasar de descalificaciones para no caer en su juego). Personajes políticos (por supuesto ningúno del PP, como era de esperar), periodistas, intelectuales, personas del arte y la cultura de conocido carácter "liberal o progresista" (aunque con esto hay que tener mucho cuidado) y ... (aquí es donde yo me caí muettta) ... Maria José Campanario!!!!

Se me pusieron los pelos como escarpias al repasar velozmente el índice de personajes y encontrar metidos en el mismo saco, y aun siendo por razones de diferente índole, el nombre de la mujer de Jesulín de Ubrique con el de Otegui o De Juana Chaos ... en fin ... un poquito de por favor!!!! Ya contaba yo con encontrar en la lista algunos personajes como ZP (aunque no a su mujer, Sonsoles Espinosa), algún terrorista, algún protagonista de escándalos financieros/políticos/inmobiliarios, algún "progre" de esos que les pican mucho a la derecha ... pero nunca, repito, NUNCA, esperé encontrar estos nombres comparados con los de la mencionada Campa, la Patiño, Los del Río, Manolo Escobar, Bea la Fea, "las bulímicas y las anoéxicas" o incluso "las camisetas del Che"!!!! Por supuesto, nobleza obliga, dedicó uno de sus dardos envenenados a "Los Anti-Federicos", en la posición 95. Curri, Curri ... no crees que a este pollo se le ve ya demasiado el plumero?
Acaso esta señora (u homínido superior, de género femenino y número singular) pretendía escribir un libro de humor? de crítica política? Pues sepa usted, "Curry sentada a la derecha del Padre, del Papa y del PP", que en ambos casos tiene usted la gracia en el culo y el culo de vacaciones. Como decía uno señor en los millones de comentarios que ha originado en la red, si el libro no costara la friolera de 19 eurotones, podría hacerse una versión en forma de rollo de papel higuiénico para poderse limpiar el culo con él (aunque seguro que aún así arañaría las posaderas de más de uno/a), jajajaja, pero seguro que se convertiría en un best-seller.

Lo que más gracia me ha hecho de las cosas encontradas en internet es el siguiente comentario:
Éste es un gran país: Curry Valenzuela escribe libros y Santa Justa Klan hacen música. Luego dicen que no hay sensibilidad. Y además por lo que veo tienen seguidores y gente con gran criterio intelectual que les sigue y que les apoya. Grande España! un país así nunca se hundirá. Por cierto ¿las camisetas del Ché son un personaje por sí mismas? me queda esa duda. Ahora Curry, vamos a por los 200, e incluyamos a bazofia como tinky winki, iñaki gabilondo, melendi, samuel etó, la abuela de la fabada, el perrito de scotex, el mono burgos, y los lunis. Me lo compraría con mucho gusto, pero el scotex es mucho más barato que los 19€ que cuesta el panfleto este.Arriba España!!! con Curry renacerá el imperio, ¡VIVA EL VINO!

Ah! aquí la lista completa de los personajes. Pasen y rían ... luego dicen del "Pollo a la Pantoja", pero a mí lo que me apetecería es trinchar el "Pollo al Curri" éste, pero creo que está podrido, así que casi mejor que no.
 
posted by Rita Peich at 8/30/2007 05:24:00 p. m. | Permalink | 9 comments