domingo, 28 de septiembre de 2008
O'Zapft is!
Esto (que en cristiano viene a ser mßas o menos como "Abierto está") es lo que dice el alcalde de Munich (el amigo Ude) cuando cada anyo, a las 12 en punto del mediodía del primer sábado del Oktoberfest, le pega con el mazo para incrustarle el grifo que abrirá el primer barril de cerveza. Es todo un acontecimiento y la gente hace cola desde las 6 de la manyana para pillar sitio en alguna carpa, a pesar de que la inauguración siempre es una muy concreta)

A partir de ahí comienzan más de dos semanas de desenfreno (más o menos controlado) que inunda todo Munich. Muchísima gente va a trabajar o por la calle con el traje típico e incluso muchas personas pillan vacaciones para poder ir todos los días al Wiesn. El palabro 'Wiesn' siginifica 'prado, padrera' y es como denomina al recinto donde se celebra todo este pollo, que es el mismo sitio donde se supone que se casó la reina María Teresa hace ahora exactamente 175 anyos, y cuyas bodas se conmemoran cada anyo con la que se considera la mayor fiestas costumbrista del mundo, con miles de imitaciones (se calcula que unas 4.000) a lo largo de todo el planeta.
Nunca he sido demasiado aficionada al Wiesn (después de una primera experiencia hace 9 anyos, digamos que, si bien no demasiado traumática, sí de final y consecuencias nunca planeadas). Así que intento no perder el control - algo muy difícil, traspasada cierta delgadísima línea roja entre "venga, la última jarra y despacito" y el "oye, sabes dónde están mis amigos, senyor agente?". Durante anyos he ido con cierta desgana, pero siempre procuro pasarme al menos una vez, para no perder la vigencia de la vacuna y que al anyo siguiente no se me haga tan dura la nueva conprontación con las masas y el desenfreno.
Reconozco que alguna vez incluso me lo paso bien, aunque sigo sin comprender cómo la gente puede tener una pasión semejante. También es sorprendente la excelente organización y las pocas cosas que suceden, al menos en comparación con lo que cabría esperar con semejante cantidad de personas juntas, muchas de las cuales acaban hasta las trancas de cerveza. Lo mismo opinaron mis amigos espanyoles cuando me visitaron para el Oktoberfest del anyo pasado (algunos van a echar en falta a Patricia y Jorge, que dejaron huella, jejejeje). Coincidió además cuando por fin caudiqué y acabé traicinando uno de mis principios más fuertes desde que llegué a esta ciudad hace más de 9 anyos: no comprarme nunca un Dirndl (traje típico bávaro de mujeres). Dicen que "pone donde no hay y disimula donde sobra" ... pero a mí, lejos de disimular el exceso de pecho" me pronuncia más el balconazo ... horrible, porque llega un momento en el flagor de la batalla en el que ya nadie te mira a los ojos.
Pero este anyo creo que mi visita va a ser más fugaz que otras veces. Primero porque el fin de semana pasado (el de la inauguración) siempre es horrible por la cantidad de gente que hay (y además hizo muy mal tiempo). Entre semana no voy nunca - salvo la obligada visita con la empresa - pero es que este anyo la visita con la empresa es este domingo. O sea, hoy. Pero es que además llevo unos días suuuuuperresfriada de la muerte, así que llevo casi dos días sin salir de casa. Por suerte hoy luce el sol, con lo que aprovecharé para salir de la madriguera y por fin asumir de frente (y "de pechos") el corte que supone ensenyar el canalillo (entiéndase "el Canal de la Mancha" en mi caso) delante de todos mis jefes y companyeros de trabajo (hombre en un 95%). Después ya no voy a poder ir más este anyo, porque me el día 1 me piro 2 semanas a ... Japón!!!!! Bieeeeeennnnn!!!! Así que nos vemos a la vuelta (intentaré subir algo desde allí si tengo accesso a internet)
Os dejo una "verdad como un templo" (templo japonés, of course), que me ha pasado mi amiga Helena, que de esto sabe mucho porque lleva en el Wiesn (casi) todos los días desde que comenzó el sábado pasado.

Basado en un estudio real durante el Oktoberfest...
Palabras que son difíciles de decir cuando estas borracho:
* Innovativo
* Preliminar
* Proliferación
* Cilantro
Palabras que son MUY difíciles de decir cuando estas borracho:
* Específicamente
* Anticonstitucional
* Disociación
* Transustancial
Palabras que son IMPOSIBLES de decir cuando estas borracho:
* Gracias, pero no quiero acostarme contigo
* No, yo ya no quiero beber más
* Lo siento, pero tú no eres mi tipo
* ¿Un bocata de lomo-queso? No, gracias
* Buenas noches agente; hermosa noche, ¿verdad?
* Oh, no, no podría. Nadie quiere oirme cantar
* Gracias, pero ni siquiera voy a intentar bailar; no tengo coordinación
* ¿Dónde habra un water? Me niego a mear en la calle
* Me tengo que ir a casa, porque tengo que madrugar para ir a trabajar mañana.
 
posted by Rita Peich at 9/28/2008 01:35:00 p. m. | Permalink | 4 comments