jueves, 27 de julio de 2006
Olvido?
Mi amiga Rebeca tuvo un lio con un tío que sospechamos que está casado. Fueron un par de noches aprovechando una estancia por trabajo. Al principio parecía una coña, mucho jiji, mucho jaja, pero al final el tío se lanzó ... y Rebeca, que es para echarle de comer aparte, entró al trapo.

El pavo se marchó y al poco volvió ("otra vez reuniones y otra vez viajar, qué horror!!!" jajaja)y así unas cuantas veces. Durante todo este tiempo, él no le dió ni el número de teléfono sino que era él quien la llamaba siempre y con número oculto. No mencionaba detalles de su vida personal (bueno, sólo sobre sus padres y sus amigos, pero nunca sobre una posible pareja, ni nada). Se comunicaban o bien por teléfono (cuando él le llamaba ... nunca mandó un SMS - suponemos que para no dejar constancia del número) o a través del email. Se decían cositas tiernas de vez en cuando y siempre se despedían con un "miss you ..."

Y hasta aquí todo "normal". Pero hace un par de semanas el muchacho se inventó un nuevo y último compromiso profesional para volver a la ciudad y pasar dos últimas noches en casa de Rebeca ... resultado? Pues que al día siguiente, al volver mi amiga a casa, se da cuenta de que en el armario aún queda una camisa y un par de zapatos de él. Ella fantasea con el olor impregnado aún en el cuello de la camisa ... (está un poco pillada, aunque ella diga que no)... y por eso lucha contra sí misma para no coger el teléfono y llamarle con excusa de lo del olvido (a todo ésto hemos de puntualizar que ella "averiguó" su número por medio no-oficiales que no vienen al caso, aunque esto él no lo sabe).

Y qué hizo él? Pues varios días después de la despedida, él escribió un mail a Rebeca diciendo que ahora, de vuelta en Barcelona, se había cogido un par de semanas de vacaciones, que la echaba de menos y bla, bla, bla ... SIN HACER MENCIÓN DE LA CAMISA Y LOS ZAPATOS !!!

Ella le respondió con un correo en el que, entre otras cosas, le hacía partícipe de su olvido (para el más que improbable caso de que ni siquiera se hubiera dado cuenta) y lo único que recibió de vuelta fue otro email contando lo bien que se estaba en la playita y que la seguía echando de mucho de menos ....

Vamos a ver, yo una vez me lié con un tío (medio bolinga) y cuando me desperté por la mañana en una cama extraña pensé que lo más razonable era salir de allí por patas mientras él aún roncaba como un buey e intentar olvidar lo pasado (utopías...). Tardé 15 min en encontrar mis bragas, pero la camiseta fue imposible (a dia de hoy, muchos años después, aún me estoy preguntando dónde coño estaría). Me vi obligada a "tomar prestada" una de su armario y se la mandé por correo al día siguiente, que conste! La mía también me llegó por correo ... en fin, que forma más absurda de acabar una locura de una noche.

A lo que voy es que en mi caso, el olvido fue reconocido por ambos lados y subsanado. Pero en el caso de mi Rebeca quedan algunas preguntas abiertas:

- Por qué él no habrá reclamado sus pertenencias?
- Pensáis que fue realmente un "olvido" o hay algo más detrás?
- Por qué él no ha querido darle nunca su número de teléfono?
- Estará casado / emparejado?
- Irá el muchacho ahora por la vida como el maromo de la foto? ... mmm... ojalá!
- Cuánto nos dan por un par de zapatos de vestir del Nr 46 y una camisa de "caballito" y botonera de gemelos? (gemelos no incluídos en el lote)? Se admiten pujas, como en el eBay

En fin, que una vez más hago un llamamiento a la parroquia para exclarecer tamaño entuerto.

Küss, Küss (besines)
 
posted by Rita Peich at 7/27/2006 08:10:00 p. m. | Permalink | 24 comments