miércoles, 12 de julio de 2006
Tú a qué hueles?
Un amigo mío dice que no entiende la importancia que le doy a los olores. Desde que dejé de fumar he notado una potenciación del olfato, tanto en lo que se refiere a los buenos olores como a los malos. Ya no es sólamente que me moleste el olor a tabaco más que antes, sino los olores a rancio, etc ... por no hablar de las desagradables sensaciones percibidas en el metro ya desde primeras horas de la mañana

Pero en el lado positivo de la historia están los olores agradables: los de la comida según se cocina, el aroma del café recien molido, el olor a tierra mojada después de la tormenta, el aroma de las flores del camino cuando vas en bicicleta ... mmmm .... y el olor a hombre recien duchado. En su defecto, el olor de un buen cuello bajo la lluvia. La mezcla de un buen desodorante/aftershave/perfume mezclado con el de tierra mojada y hierba recien cortada ...

Si, Luis no podía entender por qué le prestaba yo tanta atención a cosas como un gel de ducha. Me imagino que a nadie le sonará ya completamente desconocida la campaña publicitaria (bastante buena, por cierto) de "el Efecto AXE". Nos venden una imágen (más que nada porque el aroma no se transmite a través de los medios de comunicación) de que cierta gama de productos de determinada marca atraen a las féminas como las abejas van a la miel. Por supuesto que es una exageración pero ... hasta qué punto?

Recuerdo que cuando era muy jovencita (creo que debía tener no más de 15 años) en una de esas revistas de dominicales regalaban una muestra de una nueva colonia de hombre (ni siquiera era uno de esos perfumes mega caro) que acababa de salir al mercado aprovechando el tirón de las Navidades. La muestra consistía en un papel que tenía una pestaña adhesiva impregnada con un poco de la fragancia ... recuerdo la sensación al olerla! mmmm, indescriptible. Yo por aquel entonces bebía los vientos por un tirano que además era un mentecato (es que yo tenía 15 años y claro ....) y aún recuerdo que la asociación de aquel castigador idiota con aquel olor duró años y que incluso llegué a comprarme aquella colonia para "olerle" en la intimidad (tengamos en cuenta que el chico en cuestión ni siquiera utilizaba aquella marca, pero es que siempre he tenido una imaginación portentosa ...)

Pues ahora me pasa algo similar. Ya no me da por hacer bobadas como aquella (hasta la edad del pavo toca un día a su fin), pero sí que sigo reconociendo olores, aún a través de los años. Mi último amante olía maravillosamente, y eso aún queda en mi pituitaria. Recuerdo que no podía dejar de oler su cuello. Era increíble, me sentía como una abejita zumbando alrededor de su cuello, sin poder evitarlo ... y sin querer evitarlo.

Me doy cuenta de lo importante que es el olfato en nuestra vida (la sexual incluída) y el poco reconocimiento del que goza normalmente. Y vosotros? en qué medida es importante el olor? Qué cosas os gusta oler? Cuáles son los olores que os excitan? Ideas, por favor ...

P.D.: Que foto más chula, ehhhh??? Pues espero que quien tenga que darse por aludido lo haga, porque este es mi regalo de cumpleaños (aunque advierto que es una de esas cosas que no se pueden isfrutar a solas, sino que hay que compartir)
 
posted by Rita Peich at 7/12/2006 04:32:00 p. m. | Permalink | 47 comments