miércoles, 11 de julio de 2007
Bulimia emocional
Estoy harta de escuchar como la gente da por sentado que soy una "chica fuerte". Siempre lo he negado, asegurando convencidísima que soy mucho más débil de lo que un aparento, que el hecho de ser una persona extrovertida, parlanchina y que se ríe a mandíbula abierta, en ocasiones no es más que una tapadera de una personalidad tímida y fácilmente lastimable.

Pero de repente todo el mundo se preocupa por mí, por mi estado emocional, de mi "ausencia" y sufren ante la idea de que yo "pueda sufrir" (valga la reduncia). Y es ahora cuando empiezo a estar convencida de que soy más fuerte de lo que yo mismo pienso. Y acaso también ciega??? Esto es lo que más me preocupa.

Cuando todo una persona te dice que el cielo no es azul sino de otro color cualquiera no le das mucha credibilidad, y menos aún de importancia (salvo que ese otro color sea el gris, en cuyo caso no sólo puede ser verdad, sino que entonces tienes la seguridad de que se trata del cielo de Munich). Pero cuando no son ni una ni dos las que te sueltan la misma afirmación, te empiezas a comer la cabeza pensando si en verdad llevará algo de agua ese río que cada vez suena más.

Porque digo yo que si tan evidente es una cosa que me afecta a mí, como el hecho de que me "sienta mal" (como por lo visto se supone que me debería estar sintiendo) o que incluso esté sufriendo, tarde o temprano debería darme cuenta yo misma de ello, no?. A no ser que yo sea una especie de "anoréxica emocional". Será posible que me resbalen todas las cosas que están pasando a mi alrededor, que me deje en el plato todas esas emociones que se supone que debería "ingerir"? Será posible que en lugar de tragarme esas cosas las esté escondiendo en la manga del jersey y después las arroje a la papelera más cercana? O acaso las ingiero pero después las vomito en un ataque de "culpabilidad"? (esto último me convertiría en una bulímica emocional). Y quizás lo más importante: de qué debería sentirme culpable???

Creo que algunos de mis amigos me ven así, más como una bulímica emocional. Sí, estoy convencida de que ellos creen que sufro de agún tipo de transtorno causado por alguna carencia (se supone que cariño, autoestima, seguridad, ... llámalo "x") y que por eso niego algo que ellos afirman como "evidente" y que para contrarrestar estas carencias me dedico a cometer "pecadillos" equiparables al chocolate (o su sustituto inmediato: el sexo). Apuesto a que piensan que después "vomito mis emociones" y sufro en silencio ya que, forzosamente, he de sentirme mal ...

En fin, señores, señoras, amigos, amigas, ... entérense de una vez: no es que no aprecie sus esfuerzos por salvalme del dolor, de la soledad o por devolverme al camino de la virtud (GRACIAS). Es solo que en la mayoría de los momentos de mi vida de los últimos meses ME SIENTO DE PUTA MADRE. Hombre, no siempre, claro, pero es que NADIE se siente 100% feliz durante las 24h de sus días (a no ser que estén contínuamente colocados, que no es el caso). En este sentido, agradezco sus esfuerzos pero creo que no son necesarios, y menos con semejante intensidad.

Se trata sencillamente de que, COMO CUALQUIER OTRA PERSONA QUE NO ESTÉ MUERTA entro, salgo, voy, vengo, trabajo, duermo, como, bebo, respiro, me quejo, me río, me ilusiono (SI, ES CIERTO, ME ILUSIONO) y me desilusiono (SI, TAMBIEN ES CIERTO QUE ME DESILUSIONO), me siento realizada a ratos, me siento defraudada otros, se me saltan las lágrimas de la felicidad en unas ocuasiones y me cago en "la madre que parió a Panete" en otras.... Vamos, como el resto de los mortales, sin que el hecho de tener una conexión a internet en casa haya significado el declive en mi vida. Eso sí, ahora creo que vivo más intensamente, que disfruto más de las pequeñas cosas, me divierto más, que siento más ternura, que me siento más viva!!!

Será el clima? Serán las hormonas que a veces se me disparan? Serán las ganas de vivir cosas nuevas y conocer gente diferente? Será una etapa que se abre y otra que se quiere cerrar? Será la luz que me ciega los ojos subiendo la Gran Vía? Será el reencuentro con viejos amigos y nuevas situaciones? Será el sabor de la Mahou y las croquetas de jamón? Será la ternura de unos besos en la espalda? Será la sonrisa de mi sobrino y la tripa embarazada de mi mejor amiga? Serán los ya casi 33? Serán los 4Mb? ... y qué más da?!!!! Sólo sé que estoy bien, que me siento a gusto. Y, aunque con la boca cerrada, pienso seguir haciéndolo. Insito: Muchas Gracias
 
posted by Rita Peich at 7/11/2007 01:01:00 a. m. | Permalink | 7 comments