domingo, 6 de agosto de 2006
Vértigo
Anoche estuve en una fiesta en la que un chico bastante simpático me preguntó si me quería casar con él ... esto debe ser como cuando te dan un curro después de un montón de tiempo en paro y de repente te empiezan a llamar de todos lados ...

En la misma fiesta, alguien me preguntó qué planes tenía esta semana. Me puse a pensar ... además de ir a currar, ir tres días a mi balneofototerapia, ir al médico, asistir a un cumpleaños y a una fiesta de mi empresa ... tengo que comprarme un piso, firmar una hipoteca, coger un avión a Madrid y casarme con un desconocido ... vamos, casi nada!

Y es que ahora mismo, domingo por la tarde, mirando la lluvia desde la ventana de mi cuarto de estar, la vida se ve como la cosa más tranquila y sedentaria del mundo ... pero mañana por la mañana todo habrá cambiado. Casi prefiero no pensar en lo que estoy haciendo, porque los acontecimientos de mi vida están pasando a tal velocidad que si me paro a recapacitar un sólo instante me dará un ataque de vértigo impresionante.

Una vez que esté en Madrid, después de haberme "casado" y haber conocido a mi maravilloso marido, la cosa se habrá tranquilizado un poco (eso espero) y sólo tendré que plantearme la disyuntiva de darle la sorpresa a mis padres o no ... aunque con lo bien que se vive en la ignorancia, para qué darles la sorpresa y el susto? y para qué pasarme un montón de tiempo pensando en una buena excusa para justificar mi visita a Madrid ...

No sé cuándo volveré a escribir en el blog. Todo el mundo se merece una semanita de vacaciones (incluso yo) aunque la verdad es que me encanta escribir y hay tanta gente me he está pidiendo a gritos un update sobre la boda, que lo mismo me conecto un ratillo desde casa de Maldon (domicilio conyugal) y os cuento algo.

En fin, sea como fuere, y como le decía el otro día a un amigo, que los Dioses me pillen confesada .... y depilada !
 
posted by Rita Peich at 8/06/2006 06:21:00 p. m. | Permalink | 26 comments