viernes, 27 de octubre de 2006
Desasosiego
Sabes lo que siginifica? Conoces la sensación de desasosiego? Yo, a pesar de no saber exactamente lo que es, estoy segura de que la tengo a veces. Por ejemplo, hoy. Ahora la siento, ahora podríamos decir que estoy “desasosegada”. Bonito palabro, verdad?

La RAE (mazo dictaminador de la verdad y quien corta el bacalao en semejantes resoluciones semánticas) define el “Desasosiego” como la “Falta de sosiego” ... vaya, se habrán quedado alopécicos perdidos... A la vez, define el “SOSIEGO” como la “quietud, tranquilidad, serenidad”. Por esa regla de tres, me pasan todas estas cositas:

1) TENGO FALTA DE QUIETUD ... pues mira, sí, ahí han acertado. Porque es que llevo todo el día de arriba para abajo, colgada del teléfono y en reuniones de esas que solo sirven para cerciorarse de que todo el mundo tiene instintos asesinos (yo la primera).

2) TENGO FALTA DE TRANQUILIDAD ... también, también, pero por muchos motivos diferentes, nada en concreto. A falta de Valium, creo que esta noche me he de dar irremediablemente a la bebida, y esto no es propio en mi. Pero de veras que HOY lo necesito.

3) TENGO FALTA DE SERENIDAD ... aquí se han colado. Yo estoy muy serena. “Desasosegada”, si , pero aún serena ... aún. Claro, que si me lo preguntas dentro de unas cuantas horas, después de haberme “amorrado” al grifo de cerveza irlandesa del pub de debajo de mi casa, probablemente te conteste otra cosa. De hecho, puede ser que directamente ni te oiga.



Y tú te preguntarás, de donde viene tanto DESASOSIEGO, chiquilla?! Pues verás; de varias fuentes, pero una principal. Intentaré resumirlo, aunque no prometo nada. Mira que me conozco ...

Ayer fue un día estupendo. De esos en el que una ha dormido estupendamente bien, los pajarillos cantan y una se levanta de tan buen humor que decide subirse a la bicicleta y pedalear hasta la oficina, recolectando cada uno de los rayos que el sol tiene a bien regalarte. Un excepcional y radiante día del otoño alemán, en el que la radio te promete alcanzar los 26°C.

En el trabajo todo marcha más o menos bien, sin grandes broncas, sin grandes marrones, e incluso consiguiendo cosas que se han resistido durante semanas! Comida con los amigotes del curro, risas, cafetito al sol ... una delicia. Para acabar la jornada, mini fiestecilla en la empresa, cervecitas, volver a ver a viejos amiguetes de antiguos departamentos.... vamos, que BIEN

Al llegar a casa, ya cenadita y todo, llama un amigo desde la Madre Patria. A diferencia de los anteriores, éste no se puede tachar de un ser un “viejo amigo”. De hecho, y de forma sincera, ni siquiera sé si técnicamente se puede considerar “amigo” dado que faltan algunas de las condiciones de contorno, de esas necesarias aunque no suficientes. Conozco su nombre, conozco su voz ... pero poco más. Y la verdad es que tampoco necesito mucho más. Él es una persona que cayó en mi vida (porque él no llegó, él “cayó” literalmente en mi vida) hace bien poquito. Las circunstancias personales de cada uno hacen que, aún en la distancia y el anonimato, hayamos creado lo que podría denominarse un “buen rollito”. Somos amiguetes, hablamos frecuentemente por teléfono y en cierto modo se puede decir que nos contamos cosas de muy íntima índole; cosas que quizás no le cuentas a la gente muy cercana (AVISO: con lo de “íntimas” no implica que sean necesariamente “sexuales”, que ya os estáis relamiéndo!)

Me encanta hablar con él. Me relaja, me hace reir, me hace sentirme bien. Pero anoche, en medio de una de esas “charlas de buen rollito”, digamos que una pregunta mía desembocó en un mal entendido bastante poco agraciado. La pregunta quizás no fuera la mejor de las que he formulado en mi vida pero aún así, quede por delante que no fue malintencionada y no fue nada ofensiva. La respuesta, o quizás mejor dicho la “formulación de la respuesta”, fue a mi personal parecer bastante enrevesada. Tanto, que el tono irónico que después se puso de manifiesto que tenía, quedó sumamente disfrazado, hasta el punto de pasar completamente desapercibido.

Una cosa llevó a la otra. De repente el tono irónico tan omnipresente en nuestras charlas hizo “mutis por el foro”. Seriedad. Silencio. Caras serias. Me senté en la cama no queriendo creer que lo que pasaba por mi cabeza era en serio. Explicaciones mútuas que parecían no contentar a nadie ... y de repente, ninguno de los dos tuvo ganas de seguir hablando.

Sentí ganas de colgar ... pero no lo hice. Pensé que sería ir demasiado lejos. Que no habría vuelta atrás. Quise aclararlo ... él quiso dormir .... y yo no quise poder evitarlo...

Quizás él dormiría de puta madre. Yo lo intenté ... en vano. Con el rictus en la cara, me tumbé sobre el costado izquierdo y noté como tenía tensos los músculos de la cara. Y ahí apareció él .... el desasosiego ...



07:00 de la mañana. El despertador no había sonado aún por primera vez (últimamente hace bises y bises hasta que se queda sin voz) Pero yo ya había abierto los ojos. Con la esperanza de “hoy sería otro día”, camino a hasta la ducha y me doy cuanta como llevo al menos 15 minutos debajo del agua con la mirada fija en los dibujos de la cortina, sin ni siquiera haber echado mano al bote de champú. Y esta pequeña losa seguía oprimiendome el pecho .... aún

Y entonces me lo planteo por primera vez: POR QUÈ???

Por qué me violenta tanto todo este tema, si al fin y al cabo no deja de ser un extraño? Por qué estoy tan pesarosa si de hecho sigo considerando que mis palabras y mi manera de actuar fueron correctas? Por qué dar tanta importancia a un hecho puntual que la mayoría de la gente consideraría como una nimiedad? Y sobre todo .... Y AHORA QUÉ???

Éste no ha sido más que el mal comienzo de un día que ha ido solo de mal en peor ... por muchos motivos, incluida una discursión a gritos con mi jefe y que ni siquiera me haya dado tiempo a comer. Supongo que el hecho de que me tenga que venir la regla en unos días no ayuda precisamente ... el resultado: un viernes, último día antes de las vacaciones, a las 19:00 de la tarde, aún estoy sentada al frente de uno de mis ordenadores de la oficina y no he conseguido quitarme de la cara el rictus de los labios y las cejas que me acompaña desde anoche.

Supongo que nececito “trabajarlo” (como dirían los psicólogos). Supongo que necesito hablar de ello. Yo siempre necesito hablar, ya lo sabes. Por eso he decidido escribirlo. Para que lo entiendas. Para que, sin ningún otra pretensión, puedas saber cómo me siento, más allá de las cuatro palabras que se puedan contar por teléfono en medio de una autopista.


Para que sepas que LO SIENTO. No siento haber dicho lo que dije, no siento haber pensado lo que pensé. Siento que hubiera un absurdo momento en el que las cosas desvariaron y nos hicieron desviarnos del camino de baldosas amarillas por el que (casi) siempre habíamos caminado tú y yo. Hoy me he puesto los zapatos rojos, como Dorothy, con la idea de volver a encontrar la magia .... pero echo en falta al hombre de hojalata. Y quiero que vuelva. Yo he puesto la primera baldosa....
 
posted by Rita Peich at 10/27/2006 07:36:00 p. m. | Permalink |


17 Comments:


  • At 10/28/2006 1:39 a. m., Blogger JOHNNY INGLE

    Bien, tú te has analizado y encuentras en este suceso la causa próxima de tu desasosiego.
    Pero a lo mejor te estás engañando, a lo mejor existe una causa más prosaica, menos romántica y menos engorrosa.
    Me refiero a que en una de las fotos del apartamento recién inaugurado aparecía un lienzo de un color naranja? bastante saturado.
    Y los colores, es bien sabido, con sus perversas y veleidosas longitudes de onda, generan reacciones piscológicas bien definidas.
    ¿No es posible que ese naranja te esté consumiendo la quietud sin tú sospechar que esa es la causa?

     
  • At 10/28/2006 11:53 a. m., Blogger Matborr

    No te metas "culpas", el desasosiego viene producido por un malestar general que solo tu estás capacitada para descubrir y remediar. El"amigo" no creo que sea tan importante para hacerte sentir algo mas allá de un malestar; no le des mas importancia al individuo que la que realmente tiene.

     
  • At 10/28/2006 12:49 p. m., Blogger GeorgeHazard

    ¡Oh! ¡El camino de baldosas amarillas- mi color preferido! El mago de Oz me transporta a la infancia, es algo con lo que no puedo. ¡Dorita...! ¡Dorita...! Supongo que es porque, como tú, sigo desasosegado caminando por él. Y caminante no hay camino... El mago finalmente era un farsante.
    Yo creo que lo que te pasa es que estás estresada, y Johnny tiene razón en cuanto a los colores. Porque un hombre al que apenas conoces, ¿tanto poder tiene para intranquilizarte?
    Besos

     
  • At 10/28/2006 4:53 p. m., Blogger Rita Peich

    Que va, Johnny, mira que mi el cuarto de estar de mis últimas tres casas han sido naranjas chillón. De hecho, si te fijas en las fotos, verás que no solo un cuadro es naranja, sino una pared entera (naranja de las de tenerte que poner gafas de sol). Además, en las mismas circunstancias el día anterio había sido bastante feliz

    Menos mal que utilizo el blog a modo de exorcismo y hoy me he levantado mucho más relajadita, y además pensando en el estupendo sueño que acababa de tener ... mmmm ...

     
  • At 10/30/2006 9:46 a. m., Blogger sulfur

    Rita,

    Ya te lo dije con tu fallido matrimonio: deberías remitirnos el extracto de las llamadas para juzgar correctamente. De cualquier manera bienvenido sea tu desasosiego, ya que nos tenías muy abandonados. Sí, está bien ser plataforma para pseudo-bloggers y esas cosas, pero a ti lo que te pasa es que tenías una indigestión de palabras no dichas, no escritas. Ahora te sentirás mejor, seguro.

    El tipo en cuestión seguro que se relamerá por el protagonismo que le estás dando: le haces el culo gordo con este manifiesto.

    sul.

     
  • At 10/30/2006 10:29 a. m., Blogger Nina

    En muchas ocasiones por las vidas, pasan una serie de personas que yo denomino "amigos circunstanciales", unas veces se quedan y otras producen desasosiegos temporales.

     
  • At 10/30/2006 10:41 a. m., Anonymous lulo

    efectivamente, de acuerdo con los comentarios antriores, no le eches la culpa a ese "pavo".....analizaté....ese estres de cambio de piso, muebles, cocinas, alquileres, caseros, etc. bodas fallidas....igual te afectó demasiado....
    como se lo de tu visita a tu pueblo, ya estarñas mejor....
    un besote.

     
  • At 10/30/2006 2:02 p. m., Blogger el necroscopio

    Suele pasar cuando no hablas frente a frente que las palabras te fallan o malinterpretas lo que te han querido decir: "lost in traslation" si me entiendes... Sólo se puede esperar unos días y tratar de deshacer el entuerto con disculpas y buenas palabras, por lo menos hasta que sepas qué COÑO le ha ofendido...
    Un saludo

     
  • At 10/31/2006 3:02 p. m., Anonymous Anónimo

    Cuánta infamia Dios mío, cuánta mentira...

    Sí, yo dormí tranquilo, pues no tenía nada que me nublara la conciencia. Algo que tú no puedes decir. Sí, sí, no arquees las cejas, ni te hagas la ofendida. Tú sólo me quieres para ESO, eres como todas. Pues no, lo tienes claro. Porque ESO, es algo mágico que vendrá cuando las circunstancias nos lo permitan, y , delante del altar, te daré mi sí eterno y con él mi honra. Así me entregaré entero depués de una vida buscándote, y después de un noviazgo para conocernos y respetarnos.
    Ten paciencia palomita mía; yo pongo por testigos a todos los bloggers, de que llegaré soltero y entero a nuestra unión definitiva. Entiéndelo, es por amor.

    he dicho.

     
  • At 10/31/2006 5:19 p. m., Anonymous Palindrome

    A nadie le interesa el Feng Sui? Cabrones!!!!!

     
  • At 11/01/2006 6:05 p. m., Anonymous Mandril

    A veces algunos malentendidos pueden llegar a robarnos gran parte de nuestra tranquilidad... a mí me ha pasado alguna vez.



    No te rayes demasiado y recupera el sosiego lo antes posible. Besos!

     
  • At 11/01/2006 8:20 p. m., Blogger skallian

    Jolines, si tú no hiciste nada malo y no dijiste lo que fuera con mala intención pues no tienes por qué sentirte tan mal. : /
    El que se tiene que sentir mal es él por sacar las cosas de contexto y tenerte varios días intranquila!!
    ¿qué ha pasado? ¿has vuelto a saber de él?
    Espero que estés mejor
    ^^

     
  • At 11/02/2006 2:31 p. m., Anonymous julian el mexicano

    Si tienes todos esos sentimientos tras discutir malos entendidos con alguien que tampoco considerabas de superamigo, sera por es algo más de lo tú creias.

     
  • At 11/04/2006 12:09 p. m., Blogger Rita Peich

    SULFUR --> no, de nuevo te digo que las conversaciones son muy privadas ... o a tí te gustaría que yo hablara contigo por teléfono y después lo trascribiera aquí? aaaains... Y si, el susodicho tiene que tener el culo muuuuy gordo, jejeje

    NINA --> el desasosiego ha sido temporal, he vuelto a hablar con él y parece que las aguas vuelvena su cauce. No sé si será un amigo temporal o no, pero espero que se quede una temporadita aún porque me encanta hablar con él ... aunque cada vez tenga el culo maaaaaaás gordo :)

    LULO --> no, insisto en que os equivocáis

    JATQLZ --> que noooo, que yo no hice o dije nada de lo que me tenga que arrepentir ....

     
  • At 11/04/2006 3:25 p. m., Blogger Rita Peich

    Mi querido anónimo, he de decirte que yo tengo la coinciencia MUY tranquila. Ya te gustaría a tí que sólo te quisiera por ESO (últimamente con los hombres ya no me funciona ni yendo por ESO). Del resto he perdido la esperanza ya hace mucho tiempo.

    Como ves, es fácil hacerme feliz, es bien poco lo que pido y mucho menos lo que espero. De modo que, tan dispuesto como pareces estar, ya puedes salir del escondite donde parece que llevas tanto tiempo escondido, que se te va a dormir algún miembro, y eso puede ser fatal de necesidad

     
  • At 11/04/2006 3:30 p. m., Blogger Rita Peich

    MANDRIL: el sosiego lo recuperé al día siguiente; ya ves que la sangre no llegó al río, pero muchas gracias :)

    SKALLIAN, eres un encanto, como siempre!

    JULIAN, cariño, dónde te metes? sabes que llevo 31 años buscándote? La semana que viene estaré en México, de modo que ponte a la vista, que voy por a tí!!!




    Y a todos en general, GRACIAS por preocuparos por mi tranquilidad. Deciros que he recuperado el tan ansiado sosiego (al menos en lo que a este puntual incidente se refiere), que he vuelto a hablar con el susodicho y que, si bien por desgracia procuraré cohibirme un poco con las preguntas en el futuro, espero ansiosa la próxima charla nocturna con él. Porque me molan sus charlas, porque me mola su voz, porque me mola la figura de un desconocido susurrándome al oído, sin poder siquiera imaginar su voz. Lo dicho, que GRACIAS

     
  • At 11/04/2006 3:34 p. m., Blogger Rita Peich

    Uy, en la última frase: donde dije "voz" quise decir "cara" :-O